Maria de Lac

Maria de Lac

Je suis auteur de livres pour enfants sur une thématique culturelle Opéras et Ballets. Je m’édite à compte d’auteur et suis référencée sur Electre et à la General Librest. En 2012, le livre de La Bayadère de Noureev, ballet mythique,

Paloma blanca, sino negro

Paloma blanca, sino negro

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Cómo han pasado los años…En mi terraza de esta isla africana, junto al mar revuelto por los bichos, malos bichos chinos, y por la inmensa pena que cae sobre el mundo, una pareja

Locura y desamor

Locura y desamor

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. A medida que avanzan los días de este maldito 2005, la locura en la calle se hace más palpable. Se enloquece mucho de miedo al bicho chino pero también, y de forma continua,

La playa de Buenos Aires

La playa de Buenos Aires

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. El Johnny Walker, apenas mecido con el cariño de una nana por el chorreón de agua Perrier y la zambullida de dos cachos de hielo, llega a la punta de los dedos artríticos

Opinión

Opinión

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.     Antonio, acabo de terminar de leer, o más bien releer tu última publicación. Quizás sea porque me conozco la historia, o porque te conozco, creo bastante bien. El Nazareno que va

Chicles, sexo y rock’n roll

Chicles, sexo y rock’n roll

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. En tiempos de las castañas pilongas muchos jóvenes mascaban chicle de mil colores, sin saber que su invención se remonta a los mayas, y sabiendo menos todavía, eran tan jovencitos y analfabetos, que

Érase una vez un inocente

Érase una vez un inocente

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Una mañana, cualquier mañana, con bicho o sin bicho, con nostalgia o sin ella, te das cuenta de que te equivocaste, corazón, y durante muchos años. Suficientes para saber que fuiste un engreído

La tormenta perfecta

La tormenta perfecta

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr Sabía que le conocía de algún sitio. Llevaba una vieja chamarreta del ejército norteamericano sin estrellas ni condecoraciones. Estaba tomando un café en mi bar preferido de la isla africana, ahora que los