Pequeñas esperanzas

Pequeñas esperanzas

Sergio Berrocal No estamos para esperanzas, sobre todo para las grandes esperanzas que como un serstecio de oro romano ofrecía Charles Dickens a quienes leían sus libros. Pero todo se puede con voluntad. Los ojos de la muchacha que el

Mantel de lino rojo

Mantel de lino rojo

Sergio Berrocal   Al mantel de lino reluciente de blancura le sienta bien una gota de vino espeso que recuerda a la siniestra ceremonia prenupcial gitana con el pañuelo y la virginidad. Vino espeso de Ribera del Duero que escanciaba

De la importancia del beso

De la importancia del beso

Sergio Berrocal  El beso es más importante que el cambio climático o que la situación en Arabkistán. Lo juro por mi amigo Jesucito. El beso es único. Y lo entenderán mejor cuandosepan que uno, uno solo, que sin ser cinematográfico

Libros y hombres

Libros y hombres

Sergio Berrocal Cuando me instalé aquella mañana de fin de año, el más penoso del siglo pasado, en lo alto de mi canapé con vistas al mar Mediterráneo, que es como un lago con pretensiones de Mar Cantábrico, el montón

El amor de Benedetti

El amor de Benedetti

Sergio Berrocal  “Más que besarla, más que acostarnos juntos; más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor”. Dicen que lo dijo Benedetti, escritor uruguayo, poeta de cualquier parte, hombre de hablar pausado que pasó