image_pdfimage_print

Érase una vez el desierto de Mojave

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Fuimos felices en aquel extraño hotel del desierto, el Bagdad Café. La viajera gruesa se llamaba en realidad Marianne Sagebrecht pero decidió que le llamáramos María. Y nos sentíamos tan bien con el

Por siempre, Marilyn

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr   Me está detallando con sus ojos negros perdidos la chiquita piconera, aquella moza de la Córdoba árabe y española que el pintor Julio Romero de Torres abandonó en un cuadro para gozo

La bruja de Salem

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Hay que morirse, irse de este desagradable mundo de chinos y verracos que quieren comerse la luna y la Casa Blanca con el amor puesto por montera, como si a tus miles de

Por 20 euros más

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Fue una mañana de primavera. Lucía el sol. China todavía no se había cabreado diplomática y suficientemente para mandarnos el coronavirus, y yo era relativamente feliz. Llamaron a la puerta. Me apareció una

Feijão Com Arroz

(PARA UNA HISTORIETA DE CUBA) Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Emociona, te lleva a otro mundo, un lugar donde hubo emociones, tal vez mucho llanto, un universo donde se guarda el culto al recuerdo. Donde parece no olvidarse,

Enamoradizos de La Habana

(¡TIEMPO DE APAGONES!)   Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Dios santo, San Gabriel, Ángeles de los ángeles de escala inferior, cómo he amado los apagones de La Habana, como he adorado algo que los cubanos, y con mucha

Brasilia, à la folie

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Mi cabeza era un tiovivo. Estaba borracho como nunca lo había estado. El avión de Varig acababa de dejarse caer en el aeropuerto moderno y arregladito de Brasilia, mi destino elegido por los

Bye bye

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Varias, en realidad infinidad de veces, he escrito alegremente la palabra que es tan definitiva en el discurrir de una persona. Nunca me he atrevido a cumplirla a rajatabla, por cobardía, desgana, pena,

Mentiras sin vacunar

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Desde que apareció la pandemia del coronavirus chino –acabamos de entrar en el segundo año- las mentiras de todo tipo nos han inundado hasta sembrar la mayor confusión ya se trate de la

El doctor milagro

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. En estos tiempos de penumbras espesas, en los que la apatía cae sobre millones de personas que contemplan los destrozos de una inacabable guerra que nadie pedía, una pandemia provocada por un coronavirus

Novela larga, novela corta

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Hay días que uno se levanta con el ying y el yang jugando al pingpong, que de ninguna manera inventó Mao Tse Tung. Hay días en que amanece como las noches, majadas de