1

Intocable

César Gonzalez —

Tengo un amigo, que a través de nuestros breves pero intensos intercambios epistolares, o mas bien debería decir intercambios por correo electrónico, hay que ser moderno, me pregunto que es lo que yo pensaba del mito o de la leyenda de Ulises, y si creía posible, que de nuestros días, alguien, yo por ejemplo, podría hacer lo mismo. Te responderé, querido amigo, que para mi la leyenda del tal Ulises, fue mas bien una escapada. Yo lo veo mas bien como un tío que estaba hasta las mismas pelotas de la rutina de su vida y aprovechando la ocasión, de que un ilustre cornudo, pretexto  vengarse, cuando en realidad lo que quería es conquistar y saquear una ciudad que tenia mas riquezas que la suya, para unirse a el e irse con otros cuantos a guerrear y saquear a todo dios es cristo que les resistiese. Me dirás que la interpretación que te doy de la dicha leyenda, es un tanto bastarda, pero piénsatelo un poquito y analízalo fríamente. Ulises, que como hemos, dicho quería irse de “juerga”, se lía con el Melenas. El tal Melenas, que era ya bastante cornudo, encuentra el pretexto de que su Helena, se había largado con el tonto del Paris a casa de papa, Troya. Aprovecha el evento para decirse, cono la ocasión la pinta calva. Arguyo mi honor ofendido, reúno unos cuantos que me deben favores y les prometo saqueo, joyas, esclavos, poder matar impunemente y unas cuantas violaciones, y yo me forro con el botín principal, además de quitarme de en medio una ciudad que empieza a darme un poco de sombra. Ulises, que de tonto no tiene un pelo, se dice. Joder, todos mas bastos que un arado. Podré sacar provecho en todo, y además me tomo un poco el aire, porque la Penélope de marras, me los esta hinchando…Una vez hecha su “guerrita”, deciden volverse a sus casas, pero el Ulises, se toma el camino mas largo. Hay quien dice que la distancia mas corta entre dos punto es la línea recta, pues no…, la distancia mas corta entre dos puntos, depende de las ganas que tengas de llegar, y aparentemente no tenia muchas prisas por volver.

Total que se pasa unos cuantos anos de aventuritas, que si los cíclopes , que si la bruja, que si…., putos pretextos para no volver a casa. Al final, cuando ya no puede encontrar mas disculpas, se vuelve a casa. Ahí es donde las cosas se ponen duras. La Penélope, que debía de ser un verdadero adefesio, además de no gustarle mucho las cosas del sexo, se había pasado todos estos anos de espera haciendo un jersey al Ulises, para cuando volviese y no le tocase las tetas bajo pretexto que tenia frío. Le salió un poco el tiro por la culata, ya que visto que la ciudad tenia buenos rendimientos, los pretendientes querían no follarsela, sino mas bien recuperar los dividendos. Total que cuando el Ulises se da cuenta, y siempre bajo la disculpa del honor…, se los folla a todos y termina poniendo el jersey que el otro adefesio, por fin, le había terminado.

A la vista de esta interpretación, reconozco muy personal, como quieres que de nuestros días alguien pueda hacerse el Ulises.
Te ves tu diciéndole a tu Penélope.
– Chica, me voy a vengar el honor de un amigo, ya que su mujer le ha puesto los cuernos. Le voy a acompañar y  le vamos a poner de hostias hasta en el carne de identidad…
La respuesta la veo ya
– Tu amigo, el golfo ese… Si su mujer le ha puesto los cuernos, bien hecho esta. Has visto como la trata?. Que se joda, a ver, si así aprende.
– Perdona, querida, pero es mi amigo y en esos casos es mi deber acompañarle.
– Vale como tu quieras, pero si cruzas esa puerta, te cambio la cerradura, pido el divorcio por abandono del domicilio conyugal, y  te follo todo el dinero que tienes en la cuenta.
U otra versión.
-Querida, me voy a buscar tabaco.
– Cabrón , pero si tu no fumas. Lo que tu quieres es irte al bar a tomar unas copas como siempre y volver medio borracho a las tantas de la mañana. Vamos ni se te ocurra…

Como veras, querido amigo, no creo que hoy en día, nadie pueda ejercer de Ulises…, o por lo menos tal como ejercía el Ulises de antaño.
Arreglos, mas bien arreglitos tiene el hombre, no tanto como para irse a “ guerrear “, pero si lo hace de manera inteligente, ellas, las Penelopes modernas, miraran hacia otro sitio y harán como si no hubiesen visto nada…, no te olviden que el supuesto sexo débil…, no tiene nada, ni de débil, ni de tonto. Creo que es la sola respuesta que puedo darte  querido amigo, espero no que estes de acuerdo, pero por lo menos que te solaces con ella.

Tu amigo




RATA Y ¡Tiburón!!!

César González | Paris Francia   

Dos de la tarde, sol de plomo en el aeropuerto, toda la jodia mañana con problemas. Finalmente una pausa. Se había tomado un bocata y una cerveza y la digestión le hizo adormilarse. Un destello del sol en los cristales, le      llevo unos cuantos años atrás. Habían llegado a Acapulco tarde, los hoteles completos, finalmente le sugirieron un hotelillo en las afueras, cuando llegaron, el guardia con rifle les acogió y pusieron las maletas en una habitación de esas que te olvidas al día siguiente. Le preguntaron dónde podían cenar y les indico uno de los tugurios que corrían a lo largo del despena perros que lindaba el mar. Una vez sentados y hojeando el menú, la sala estaba llena de parejitas ilícitas, se notaba en los arrumacos que se daban y en el juego de manitas, cuando vio una cosa enorme, parecía una liebre o un perro mediano negro, en claro una enorme rata que atravesaba tranquilamente la sala del restaurante, no dijo nada por temor a que se armase la marimorena, cuando de repente un chillido enorme resonó , seguido de otras más variados, la batalla de Teruel se desencadeno y el ruido de los disparos resonó en toda la sala, los tíos iban todos armados y el alarido de una de las chicas desencadeno el machismo para intentar de cargarse a la puta rata, que con aire de descojonarse de risa e indemne, termino su paseo y desapareció del otro lado de la sala. La tranquilidad volvió, las chicas encantadas con sus hombres que las habían defendido y el patrón ofreció tequila para todo el mundo? Que País!!

Salieron al día siguiente para Zihuatanejo, paraíso que le había aconsejado un colega Transporte local, bus viejo y destartalado, de los antiguos Greys americanos, Durante el trayecto estuvo hablando con el conductor, conductor a la mejicana, rey de la carretera o te apretabas de su trayectoria o se te llevaba por delante, enormes socavones, le pregunto por el pueblo y el le aconsejo un hotel/ pensión, al borde de la playa. Qué tiempos aquellos donde viajaba sin haber reservado nada, en plan aventura. A un momento dado le dijo que cuando se bañase tuviese cuidado con los gatos, como con los gatos?, ellos le llamaban gatos a los tiburones…
Llegaron al pueblo, pensión de una simpleza monacal, una habitación con una ducha al fondo y una trenca con armario para colgar la ropa, monacal. Cansados como estaban, durmieron del sueño de los benditos. Se despertaron con el sol entrando a raudales por las rendijas de la puerta. Para desayuna frijoles con huevos y cerveza, a la moda mejicana. Les aconsejo la patrona, dejar la playa de la pensión e irse a enfrente de la bahía, la playa de las gatas. Dicho y hecho se acordaron con un pescador del puertecillo que había para que les llevase y les volviera a buscar.

Paraíso terrenal, foto de revista en colores, mar azul, agua transparente y tres palmeras, un chiringuito al fondo. El paraíso. Resulto que el tío que regentaba el chiringuito era un francés, supongo escapado de los de la OAS, ya que comentaba mucho el norte de África. Farniente, bañitos en agua transparente, el francés les pregunto que querían comer? , langosta, pescado. Optaron por pescado y el tío se subió a su lanchita, volviendo unos 15 minutos más tarde con dos cachos de bicho de más o menos medio kilo y les dijo, os avisare cuando estén listos. Pescado a la plancha, langosta vivas cortados en dos de un golpe de machete, regadas con limón y directamente a la brasa. La rutina la cortaba cuando al final de la mañana, la señora quería aperitivo y él, se adentraba en el mar, buceaba y le traia sus vieiras, conchas, regadas con cerveza, antes de pasar a la mesa.

Uno de esos días, el francés le dijo:
-¿Te vienes conmigo a pescar?
– Por qué no
Salieron los dos en la lanchita y se adentraron en la ensenada que desembocaba un par de ms mas lejos en mar abierto. Hecho el ancla y le dijo.
-¿Te vienes?

Porque no y poniéndose la máscara de bucear y un par de palmas se tiró al agua
Fondos cristalinos, colores cambiantes, según los rayos del sol, cantidad de peces de todos los colores. Se perdía la noción del tiempo. En un momento dado, vio una sombra del lado izquierdo y se dijo es la sombra de la lancha, cuando uno minutos más tarde la sombre estaba en el lado derecho, ya no se lo dijo. De repente le vio pasar delante de él. Acojonamiento total, le pareció enorme, con el tiempo y una vez el susto pasado, debía medir unos tres metros el bicho. Calma, calma. Se recordó de los consejos que siempre le habían dado. Control, no pierdas el control, respira a fondo. Lo aplico y dando vueltas sobre sí mismo, para tenerlo siempre a la vita, se fue aproximando de la lancha y se subió a ella. Al mirar de nuevo al mar, vio un alerón que se alejaba. Esperó a que el puñetero francés volviese y lo puso a parir por no haberle avisado. -Tranqui, son pacíficos, lo único que debes evitar es cuando pescas, atar los peces a tu cintura, porque la sangre les excita y vienen a por ellos y puedes llevarse también un trozo de tu carne. A partir de aquel día, se contento de pesar vieiras y conchas del borde de la playa. Lo trágico se volvía cómico… El ruido de un avión que se ponía en marcha le despertó. Eso ocurría en la mente de un trabajador, en un aeropuerto situado al norte de un país que es el mío.




Opinión

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

 

 

Antonio, acabo de terminar de leer, o más bien releer tu última publicación. Quizás sea porque me conozco la historia, o porque te conozco, creo bastante bien. El Nazareno que va por esos mundos de Dios intentando olvidar sus penas, rasgándose sus vestiduras de puro odio hacia sí mismo. Las dos mejores partes de tu relato, para mi son, tu justificación al inicio y tu final. ¿Qué te tienes que perdonar? , el no haberle prohibido irse con su chaval a la playa?,  el haber vivido tu vida profesional dejando de lado tu vida personal?,  Regrets, como dice los americanos. Todo el mundo los tiene por una cosa u otra cuando miras hacia el pasado. Tu pasado, ese que tu denuncias y que recuerdas diciendo, y si?, y si?. Se que es fácil hablar y decir lo que te estoy escribiendo, pero estimo y creo firmemente que ya está bien de tus rasgaduras, «ELLA» , ya no lo soporta, estoy seguro que te diría Papá, fue el pasado, fue el destino, no puedes cambiar nada, no me olvides, pero vive por favor. Ese odio que te tienes, transformarlo en amor hacia los tuyos, los que están contigo, eso es lo que yo quiero. Ya se que no me olvidaras, pero mejor recuerda solamente los buenos momentos, esos insignificantes que tenemos tendencia a olvidar con nuestra suficiencia . Eso es lo que pienso que «ELLA » , te diría. Lo que yo te diga no tiene más importancia que la que tú le quieras dar.

 

 




Obsolescencia Programada

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

 


En esta mañana triste y nubosa del año del Covid, que siembra grandes inquietudes e incertidumbres en una parte de la población del mundo, dando paso a todas la quimeras, complotismos, y demás ismos, que el género humano se complace en sacar, a las primeras de cambio, tengo un amigo que ha publicado un artículo en el excelente diario digital newsonemagazzine, diario de difusión mundial, que toca aspectos y comentarios sociales y cinéfilos.Bueno a lo que iba, este excelente amigo alguno me queda, por lo menos eso creo, publica una crónica titulada “Los viejos de oro”, en la cual hace la apología de la vejez, y al mismo tiempo la crítica de lo que hoy se nombra como Eugenismo Me voy a permitir, no añadir más a lo expuesto por él, cosa que me parece difícil, el alumno raramente sobrepasa al maestro, si no completar lo escrito con algunas reflexiones propias. No quiero abundar en el sentido de que cosas pasadas siempre fueron mejores, ni tampoco contar las batallitas del abuelo, pero no queda más remedio reconocer que la juventud, y digo juventud entre los 20 y los 50, cree que los “viejos”, están para sopitas y buen vino solamente.Grave error de su parte. Si los “viejos” parasen de hacer de benévolos ¿cuantas asociaciones perdurarían?, si los “viejos” parasen de ocuparse de sus nietos, ¿cuantos padres podrían seguir trabajando?, si los ”viejos» parasen de alojar a sus hijos cuando están en el paro ¿quien subvendría a las necesidades más elementales cuando los sueldos no entran en casa?. No me queda más que reconocer, la prensa lo difundió ampliamente, que muchos hijos abandonaros a sus padres completamente durante el primer confinamiento, lo que tuvo como consecuencia una aumento a través de abogados para desheredarlos. ¿Esa juventud pensaba justo en la herencia? Terminaría diciendo como el androide de Blade Runner, excelente película de Ridley Scott, con base en la novela de Philip K. Dick, que es una referencia. En la escena final, donde el androide casi muerto por tener su obsolescencia programada, un poco como los” viejos” actuales, le dice al actor principal más o menos: los humanos no sabéis lo que os perdéis, yo he vistos tantos planetas, tantas galaxias, tratado con todo género de ser humanos y no humanos, visto guerras y países en paz, contemplado tantos ocasos y tantos soles, y todo eso, se perderá conmigo…

Juventudes de hoy en día, NO HAGAIS LO MISMO.




Añoranzas

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Esta mañana, un amigo de los de antes  del cuplé, como decían los viejos, de esos que han vivido y con los cuales has tenido cosas buenas y sinsabores qua a veces te parten al alma, de esos que además visto la pobreza de los actuales , añoras. El que me lea, si es que alguien me lee, pensara, leches estos dos son de la acera de en frente, tranquilizo al lector eventual, sin que se me pueda tratar de homofobia, que soy de los mas hetero que se pueda encontrar, y no tengo nada, absolutamente nada contra los o las de la acera de enfrente. Cada uno/una encuentra horma a su pie, el caso es asumirlo y que sea respetado. Pienso que mi amigo Antonio tampoco, pero no puedo hablar por el… Vale vuelvo a esta mañana. Ese amigo, me envió un artículo suyo, escrito en newsonemagazzine, un periódico digital, como le llaman ahora y que es el nuevo método de escribir, y que tiene unos veinte y algunos años de existencia y en el cual escribe sus artículos muy a menudo, para nuestro jolgorio y bienestar, yo también envío mis “articulillos”, pero con mucha menos frecuencia.  Decía entonces, Antonio, un amigo de los de antes, de los de solera, me envío ese  artículo que habla de un  pasado y de unos recuerdos que me llevaron a subirme en la máquina del tiempo y transportarme unos cuantos años atrás. Es obvio que el ser humano, que somos, o pretendemos ser, tiende a embellecer los recuerdos y olvidarse de los malos momentos.  Mi Antonio del alma, me enternece cuando escribes eso y te metes de nuevo en el pasado, pasado que yo puedo agrandar con unas cuantas anécdotas más. Mi Antonio del alma, aquellos trasteros de archivos con olores y sabores a Sodoma y Gomorra, pero también aquellas sudadas cuando se corría a pie o en bicicleta por la pista en pleno verano para atender los aviones, con 35 grados, pero perfectamente uniformado, sin hablar de aquellos aviones cargueros, cuyo tratamiento además de ser, a veces un poco Gomorra, ah si las maquinas de télex hablasen!, te hacía pasar un frio de la hostia en la pista con 10 a 12 grados bajo cero y sin nada para abrigarse. Recuerdos también de las situaciones, cuando te encontrabas con 20 o 30 pasajeros en tierra porque el puto  avión estaba sobrevendido de plazas por el sistema de reservas de la Central, o cuando tenías 180 de un golpe porque el avión se había averiado, además de la tripulación que tenias que albergar y nutrir con sus egos de casta. La jerarquía aplicandose, los  “esclavos” se ocupaban de todo y el jefe se paseaba, a veces con el piloto  y a veces se largaba, dejándote con toda la mierda encima.  Gajes del oficio. Recuerdos de tus propios colegas, jefecillos de mierda, sentados en la barra del bar, que sabiendo que tu no tenias coche y que el ultimo autobús  salía del aeropuerto a las 21h, tu turno terminándose a las 21h, te respondían, cuando preguntabas si te podías ir 5 minutos antes, A qué hora termina tu turno? Con aire socarrón. Cuantas veces tuve que ponerme en la carretera haciendo auto stop para llegar a la ciudad.
También hacen parte de esos recuerdos, pero los hemos olvidado.
Añoranza, añoranza, querido Antonio!!!

Eso pasaba en un aeropuerto situado al norte de un país que es el mío




Futbol e Islamismo

César Gonzalez | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

A donde vamos. La semana pasada un profesor de letras fue asesinada por un extremista islamista, bajo el falacioso pretexto que su curso sobre la libre expresión  presentación de las caricaturas de Mahoma, ofendían al profeta que su religión tomaba como fundamento. Libremen todos los dioses del Olimpo y algunos mas de la mitología hindú, de criticar las creencias de cada uno. Debo reconocer también que el libre albedrio y juicio que hace que una fracción del género humano tenga sus creencias y las otras fracciones no tengan las mismas, es a veces un poco… El Dios de  las tres religiones monoteístas, es el mismo con nombres diferentes. En ninguna de los estas  tres, está indicado, que Dios aborrece y odia a los otros hasta el punto de matarlos.

Evidentemente que cada una de ellas tiene sus no sé cómo llamarlos, extremistas, locos, fanáticos, frustrados sexuales, o solamente gilipollas? En las tres religiones, Dios proclama amor y comprensión Claro está también, que luego llegaron sus representantes, catolicos, musulmanes, protestantes, que interpretaron su enseñanza, ya sea por razones políticas o sexuales, de la manera que les interesaba. Los odios y venganzas fomentados por ellos, están en las mentes de todos. Inquisición, decapitaciones, lapidaciones y otras lindeces. Porque hemos consentido que estos….., sigo sin saber como llamarlos, hagan su ley y campen a sus anchas por doquier, imponiendo sus versiones de la religión? Debemos oponernos a ellos con sus métodos?.  Esto sería aplicar la ley del talión.

El problema empieza a complicarse, ya que si la inquisición católica no está en vigor, otra forma de inquisición esta remplazándola. Hasta los dirigentes de algunos países musulmanes, o bien hacen presión en sus fieles, para que manifiesten contra la osadía occidental, mezclando islamismo con  religión, o bien por boca de sus dirigentes ponen en duda la salud mental del  presidente de una republica laica, que se insurge contra el hecho, considerando esta fatua hecha a través de los medios internet, como una llamada al asesinato de los que no están de acuerdo con las pobres interpretación de estos asesinos. No tengo la respuesta aunque pienso que la base para ella sea una educación  laica partir de la infancia. La edad de la razón viniendo más tarde, aunque a veces lo dudo en algunos, permitiría a cada uno afincar sus creencias

Pues vale, prueba de que no se adónde vamos, resulta que hasta el presidente, dueño de un club de futbol, se insurge contra “el ataque” hecho por el Presidente francés contra, según él, los musulmanes del mundo entero, amenazándole además con “aténgase a las consecuencias”

Mon Dieu, a donde vamos…




Criar Cuervos

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Sol y ligero viento matutino, temperatura primaveral. Llego al aeropuerto y como de costumbre, directo al bar, dosis de cafeína, 2 como mínimo y 3 si necesario. El despacho tranquilito, los aviones matinales se habían ido y el resto de la jornada se presentaba bien, los aviones no completos, la meteorología, clemente y el equipo en forma, como diría John Wayne, good like, good day La mañana se paso sin más pormenores, dos o tres paridas con ciertos pasajeros, un poco ariscos y pretenciosos, que se creían el rey del mundo porque tenían un billete de Bolsines y a los cuales hubo que meter en su rango. Uno de ellos, cliente asiduo, ya calmado, le espeto
‘-No entiendo como un tío con tus responsabilidades no tiene un teléfono móvil, bajo entendido para poder ser contactado por los clientes…
La respuesta fue tajante.

Sabes que tengo uno, pero carga con el alguien de mi equipo, seleccionan las llamadas y si es verdaderamente importante y no pueden arreglarlo, entonces me pasan el teléfono. El cliente se callo definitivamente, chulitos de poca alcurnia, con tarjetas de visita alargadas y hojas de paga menguadas. El único incidente, si a eso se puede llamar incidente, ocurrió con una pareja en viaje de bodas, habían comprados los billetes en bussines, pero no quedaba más que una plaza, sobreventa como pasaba alguna vez que otra. Vete a explicarle a los recién casados, enamoraditos que deberían viajar separados. Al incidente asistía, ya que salía del salón Vip, para embarcar, un señor, un caballero, además de ser un escritos apreciado, José Luis de Villalonga, acercándose, me pregunto

– Aparentemente tienes un problema
Le explique la situación y ahí salió la cortesía de todo un caballero y haberlos hay pocos. Dirigiéndose a la Señora y en un perfecto francés
señora, no puedo admitir que en una ocasión tan señalada como esta, viajen los dos separados, permítame ofrecerle mi sitio en primera Todo ello con una gran sonrisa seductora. Carajo, se merecía el título nobiliario que tenia. La pareja, más bien ella, un poco seducida y halagada, se lo agradecieron y mi José Luis intercambio las tarjetas de embarque delante de mí, diciéndome con una gran sonrisa
– No tienes inconveniente??
Que va, al contrario, te lo agradezco.
Y la tarde se pasó

Último avión de la tarde. A la frecuencia el comandante pidió hablar con el responsable,  de un asunto muy delicado.
Bajo al despacho y estableció en contacto El comandante le explico que un directivo de la cía. que viajaba en primera, había robado dinero en un bolso de mano de una pasajera y quería la presencia de la policía a su llegada. Hostias, problema gordo Se presento a la llegada del avión. Desembarcaron todos los pasajeros y el apercibo sentado en un sillón  al directivo, conocido suyo. Entro en el avión y se dirigió a él

– Que ha pasado?
– No sé lo que me paso por la cabeza, me fui al baño y al volver en el asiento a mi lado estaba el bolso de la señora con la cartera abierta y un billete medio salido y no sé lo que me paso por la cabeza repitió, me lo metí en el bolsillo.
EL, entro en la cabina, donde estaba el comandante acompañado por el sobrecargo
El sobrecargo le explico que la señora había constatado que su bolso estaba abierto y la cartera también y quería depositar una denuncia?
El comandante dirigiéndose a él pregunto
-Te responsabilizas tu del hecho o llamamos a la policía

– Vale, voy a intentar calmar la situación, ya que una intervención de la policía, nunca es agradable para la reputación de la casa.
Volviendo a la cabina, hablo con la señora y otro pasajero que decía que la señora decía la verdad. A él le pareció reconocerlo y a ella también
Les acompaño a la recogida de las maletas y ahí su memoria le vino. Ella venia casi todas las semanas a pasarla en Paris y el era el hijo de un antiguo alto directivo de la compañía.

Dirigiéndose a ella, le dijo
– Tenemos dos posibilidades, la primera les acompaño a depositar una denuncia a la policía  y serán llamados a testimonio más tarde cuando sea juzgada la causa, no se preocupe les mandaran la convocación su domicilio en España, habrá que contar también que la prensa siempre al corriente de esas cosas, se apresurara a sacar trapos sucios, o bien yo me encargo personalmente de gestionar el incidente a nivel local y no habrá traza alguna.
Ella se puso blanco, le miro y dijo, ya calmadita
– Bueno si Vd. me asegura que gestiona el incidente lo dejamos en sus manos
– Personalmente, me encargo
El otro hizo un poco el gallito para hacer ver que…, pero se marcharon los dos
Volvió al avión y hablo con el cuatro barras.
– Incidente zanjado
– Cono como has hecho?
– Simple “la Señora” viene casi todas las semanas aquí a pasar el week end, pero nunca con su marido, al que conozco por lo menos de nombre y el otro se ha callado
– Y que hacemos con “nuestro” directivo
– Si estás de acuerdo, me voy con él, le hablo duramente, zanjamos el incidente y nos olvidamos.
-OK
el acompaño al capitoste de la casa y le pregunto
– Que carajo has hecho, como un tío como tú que gana un sueldazo has podido robarle un billete de mierda?
– Con trémolos en la voz, el repetía
– No lo sé, no lo sé, perdí la cabeza
EL dio el incidente por terminado.

El problema se presento al día siguiente. Resulta que a bordo del avión viajaba un supervisor de sobrecargos, que dio parte del incidente y todo ello subió hasta la presidencia de la compañía. Y ahí ya no había forma de pararlo
El presidente exigió la cabeza del interesado, pero para ello hacía falta el testimonio de EL o en su lugar la denuncia a la policía. Como denuncia no había habido, todo reposaba sobre EL, convocaría delante de la altas jerarquías. El Gerente, el jefe de personal, etc, etc, todos los altos mandos de la casa en el país
Le pidieron  que dice su testimonio, ya que era necesario para comenzar un procedimiento de despido.
Se negó rotundamente, alegando que lo que había pasado, quedaba entre ellos y nada más, y añadió que su actitud seria la misma con cualquiera de ellos, un deslice lo tiene cualquiera y visto que nadie había depositado la denuncia, para el el incidente estaba terminado.
Fue puesto en acusación y todos menos dos le agredieron verbalmente, diciéndole que su carrera estaba terminada, y otras lindeles por el estilo
El argumento, que había dado su palabra y que para él su palabra valía todo y que asumiría las consecuencias si necesario.
Joder como se pusieron, la presidencia quería su cabeza en una picota ya que no podían tener la del “directivo”
El Gerente, logro convencerles de que su posición de delegado sindical, delegado de personal, amén de las múltiples relaciones que EL tenia a nivel prensa, diplomáticos, etc. harían la cosa un tanto complicada? Finalmente se saldo por una sanción de 3 días sin empleo y sueldo.
En la reunión del comité de empresa, a la cual asistía en tanto que delegado sindical, el Gerente hablo del incidente en términos claros
– Creo que todo el mundo está al corriente del incidente habido con un mando de la casa.
Quiero dejar constancia, que esa persona, sigue teniendo toda mi confianza y no admitiré que se hable más de ello. Un delegado sindical murmuro.
– Claro, dos pesos y dos medidas…
Respuesta tajante
– no pretenderá Vd. compararse con el no???
Terminada la reunión, el gerente le dijo
– Los tres días de empleo y sueldo los tomas cuando quieras, y yo proveeré una prima excepcional para cubrir el sueldo.

El jefazo, al que había salvado su cabeza lo invito un día a comer y nada más. Unos meses más tarde se arreglaron para que el “jefazo” se fuese, con una fuerte indemnización, nunca más volvió a saber de él. Cría cuervos…. Y la vida continuo en ese aeropuerto situado en un país situado al norte del que es el mío




Cuento de unos cielos Revolucionarios

 César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Mañana fría, con viento racheado que te hacía sentirlo más, menos nial que al día siguiente se marchaban de vacaciones. Cuba, desde el tiempo que Ricardo, el agregado cultural cubano le hablaba de “su” isla. Termino su mandato hacia ya un par de meses y él le invito a venir. Dicho y hecho, reserva hechas en el Hotel Nacional en la Habana y luego rumbo a Varadero.  Vuelo directo desde Madrid a la Habana, eso le recordó que tenía un amigo que bien sea por sus ideas revolucionarias, bien sea, porque la casa que lo empleaba eran muy rácanos, le hacían tomar el vuelo de la Cubana de aviación, aviones rusos con un radio de acción limitado lo que le hacía hacer el viaje con una parada en Gander aeropuerto canadiense situado donde un tal Jesús había perdido su cartilla militar. Le contaba el dicho amigo que la llegada a Gander y al parar los motores, eran rodeados por coches de policía, supongo que era para que no se escapase nadie, los aparcaban en una sala, hacían el pleno de keroseno y vuelta a embarcar. Épico… Pero bueno, volvemos al hotel Nacional. Restaurante del hotel por la noche. La camarera le presenta la carta, que más que carta parecía un listado telefónico. Había de todos los manjares. Leyó el monumento de carta a su esposa y a los dos niños, cada uno escogió lo que le apetecía. Llamo a la camarera y pidió.

 

 

– Ay, mi amor, de eso no queda, fue la primera respuesta. Al cabo de varios intentos de pedido, termino preguntando.
– Bueno que es lo que queda Respuesta corta y tajante, pero con una enorme sonrisa
– Ah mi amor, pollo y puerco
– Vale pues adelante con los dos bicho.

Antes de todo le explico a su esposa, que a pesar de que la camarera, una multa soberbia, le decía “mi amor”, él le juraba por todos los dioses del ^paraíso que no la conocía. Su esposa no se quedo muy convencida… Visita de La Habana al día siguiente, primero en un imponente Studebaker, reliquia del sargento Batista, que les paseo por toda la ciudad, Aglomerados de casas faltas de pintura, magníficos restos de lo que habían sido casas coloniales el baile incesante de coches americanos de los años 50, pero que habían sido reparados con los medios actuales, en claro de Studebaker y Pontiac, tenias el aspecto exterior, pero si abrías el capot, el motos estaba compuesto de piezas disparates, pero funcionaba. Los taxis oficiales era Fiat Uno, pintados de amarillo chillón, puro contraste.

Cena prevista con el ex agregado cultural en el famoso restaurante, frecuentado en otros tiempos por un tal Hemingway. La Bodeguita del Medio, con sus paredes llenas de firmas de todos los famosos que en otros tiempos habían comido y bebido en ella, nuestra firma también quedo en el muro para la posteridad, no faltaría más… Al día siguiente, rumbo a varadero en taxi oficial. El viaje duro varias horas con parada al borde de la carretera para refrescarse con zumos de frutas, atravesamos el famoso puente de Bacunayagua, una maravilla de tecnología aérea. Llegada a Varadero. Alojados en un antiguo complejo de bungalós, reservados en otros  tiempos para los  compañeros trabajadores del estado, pero vista la reciente apertura al turismo, se convertían poco a poco en alojamientos para los extranjeros. Día siguiente rumbo a la playa, atravesamos el complejo y desembocamos en un chiringuito que daba directamente sobre la playa. Soberbio espectáculo, playa inmensa, le recordó la de su país natal, pero todavía más grande. Se instalaron en esa arena blanca y entre chapuceo y chapuceo pasó la mañana. Llegó la hora de comer, chiringuito que te crió encontraron una mesa, al sol, ya que la única mesa con palmera incluida estaba ocupado. Llego un tío inmenso por los menos 1m90 , negro como el azabache, mas tarde supieron que había practicado boxeo, pero que su talento no le había permitido sobresalir, pienso que quizá le faltaba talento, pero sus maneras, un poco “dulzonas”, debían ser la otra causa. Bueno el caso es que llegaron las langostas, más bien deberían llamarlos gambas acompañados con unas patatas y verduras, una mierda? Lo único bueno era la cerveza, fresca, fresquita. Al terminar Armando, así se llamaba en negrote le trajo la cuenta, pago en pesos y dejando dos dólares de propina, le dijo.

– Armando, mañana volvemos, quisiera la mesa con la palmera y langosta, no gambas y señalando los dos billetes de un dólar termino, y como estos todos los días. La respuesta fue:
-¿ A qué hora compañero? La cena en el hotel estaba incluida. Comedor a la antigua, parecia una cantina, le recordó esos comedores de los hoteles antiguos en España donde los techos están a 3 metros y parecen campos de futbol.

Cena clásica, a base de frijoles, arroz blanco y el sempiterno puerco o pollo Al día siguiente su hija la rubita, o más bien “la güerita” como le llamaban por aquellos cielos, se despertó con fiebre, la recepción hizo venir a un médico, no sin avisarle antes que deberían pagarlo. Resultado, pequeña insolación, confinada a la sombre por lo menos 48 horas, medicamentos que la recepción mando a buscar y que también pago. La voz se había corrido entre el personal y al llegar a cenar, mu rubita fue rodeada por las camareras. –Ay mi guerita, como estas?. Salió hasta el “chef”, para preguntarle que quería cenar. Resultado la jodia comía a la carta y nosotros a base frijoles, arroz y pollo, no había justicia… El resto de la estancia se paso divinamente,  cortado por la mesa con palmera y verdaderas langostas, traídas por Armando del vivero que tenían escondido, de los helados de Copelia, y de los recorridos por zona de los bungalós en vespita de los dos críos, que hubo que parar porque los jodios los hacían a la hora de la siesta.

Vuelta a La Habana. Intento de salir, avión completo, trasportines ocupados por familiares de la tripulación, le leche. El Jefe de escala le dijo los próximos días los aviones están completos. Pregunto y la Cubana no nos da billetes? Respuesta
– Estas loco, llevo aquí 3 años y nunca han dado ni uno
Vuelta al hotel, telefonazo a Ricardo. Respuesta
– Preséntate en la oficina de  la Cubana con una atestación de tu compañía
Vuelta al despacho, el jefe de escala ante su pedido; le responde de nuevo
– Te la hago, pero no te darán un billete ni loco
Se presento en la oficina de la Cubana
– A compañero, si como no, aquí tienes cuatro billetes recebados para el vuelo de la Cubana que sale mañana.
Por chulería volvió a la oficina y le enseno al jefe de escala, los cuatro billetes, reservados
– Joder como lo has hecho

Respondió, tengo algún amiguete por ahí
Vuelta al hotel, telefonazo a Ricardo para agradecerle e invitarle a cenar aquella noche.
Así quedamos, vuelta la Bodeguita, después de la cena Ricardo le dijo.
– Sabes que el antiguo embajador, está ahora de jefe del partido en Cuba, he hablado con el otro día y le gustaría que fueses a charlar un poco con él.

Dicho y hecho, tenia gratos recuerdos del personaje, un verdadero revolucionario Aterrizamos en su casa un modesto piso y atacamos la noche con ron, habana club y hielo, rehicimos el mundo, lo modelamos a nuestra manera, utopías buenas que en esos momentos te hacen sentirte mejor, pero utopías. Hacia las doce de la noche su esposa n os abandono, diciéndonos que se tenía que ir, porque aseguraba la permanencia del partido esa noche. Joder eso era aplicarse los principios revolucionarios los críos y su mujer había abandonado las charlas y dormían sobre sendos canapés, bendita mujer e hijos, que le seguían por esos mundos. La noche no termino ahí, debían ser las tantas y ya bastante calientes Ricardo dijo

– Y si vamos a visitar a Raúl, duerme poco y seguro que ya está despierto
Pues hala, a visitar a Raúl. Casa pérdida en la sierra y seguimos rehaciendo el mundo a base de Habana Club y hielo? A su vuelta al hotel se acostaron todos y él se fue a la ducha, se sentó dejo el agua sobre él durante mucho, mucho tiempo Al final de la  tarde se presentaron en el aeropuerto, se facturaron y fueron a pasar el control de pasaportes. El policía, uniformado a la rusa, con la gorra alta típicamente soviética, le miro con suspiccion

– Estaba Vd. aquí ayer, y vuelve hoy, porque?
Tuvo que explicárselo todo, que el avión completo que si, etc.
Muy desconfiado y mirándolos de una manera sospechosa, les dejo pasar.
Sala de embarque pequeña, unos 30 pasajeros esparcidos en ella.
Revuelo fuera de la sala. Llegad de Raúl acompañados de sus guardaespaldas. Abrazo y fuertes acoladas
– Compañero, ya sabes, donde estoy y allí en tu tierra que no te falten cohíbas, y si no te atienden me llamas. El resto de los pasajeros acojonados y hacinados en una esquina de la sala. Miro al policía del control y lo vio “resbalar” despacito en su sillón hasta desaparecer a su vista. De risa
Vuelo sin mayores problemas que el dolor en las posaderas debido a los putos asientos del avión, madera recubierta de tela…

Ahora comprendía las peripecias de su amigo que transitaba por Gander, menos mal que los aviones rusos que operaban ahora eran de largo alcance lo que les permitía hacer el vuelo sin escala.
Todo esto pasaba en un país situado al oeste de un país que es el mío.




Niebla y Jumbo

Cesar Gonzalez | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Día gris, pero gris, como para pegarse un tiro, país que no conocía el sol más que a ratos esporádicos y en las películas de amor. Café y más café para aceptarlo. Se pregunto si al final lo suyo del café, no debería asimilarse a la droga. Vale ya buscaría la respuesta otro día Llego al aeropuerto y nada más entrar, al ver la muchedumbre en el hall se dijo Día de mierda, ya al despertar lo había olido, hay días así, los sientes. Efectivamente, los bancos de niebla habían surgido, para joder a todos. Retrasos y más retrasos que al final se convertían en anulaciones de los vuelos? Ocuparse de los pasajeros, de los problemas, citas perdidas, reuniones familiares postergadas, familias con niños que al final no los aguantaban ni los propios padres, la total. Menos mal que el equipo de la mañana estaba bragado para este género de situaciones. No hubo falta ni de repartir las funciones, cada una a su puesto y el, en emboscada, para cuando subía la tensión, recuperar a los causantes de la subida, llevárselos a parte y arreglar el problema. Técnicas ya sabidas y probadas, incluso EL, había impartido cursos al respecto, se llamaban “Técnicas de atención al pasajero”. EL las había bautizado con otro nombre más realista “Técnicas de manipulación de los pasajeros”.  Y así casi todo el día. Al final de la tarde, se había logrado desviar pasajeros sobre otros vuelos a Barcelona e incluso Sevilla,con otras cias. Final de jornada, 295pasajeros en los brazos, con muchos enlaces sobre vuelos trasatlánticos y quedaba un solo vuelo con un Airbus 320, capacidad limitada a 155. Ecuación difícil de resolver, a menos de sentarlos los unos encima de los otros? Llamo a la Central, al control para intentar conseguir o bien un avión suplementario o bien un avion con más capacidad.

El control a veces te encontraban la solución, pero las cosas se trataban mucho mejor,y mas rápido, cuando tú mismo les proponías la solución, sugiriéndosela… Busco de donde podía sacar un avión más grande y vio el B747 que efectuaba una línea trasatlántica, calculo las horas de vuelo y el reposo reglamentario si además efectuaban la línea europea y el cálculo le salía. Dicho y hecho, con ello en la mano su contacto con control se paso de maravilla y le acordaron  el cambio de aparato en la línea. Los imponderables de siempre, los que no puedes calcular, los granitos de arena, que vienen a meterse en los engranajes que cuidadosamente habías puesto, se metieron  en ese vuelo. Salida más tarde en el origen lo que hacía que el avión llegaría, según su plan de vuelo a las 23h25. Hay que saber que el aeropuerto se cerraba a las 23h30, con lo cual el avión si entraría, pero se quedaría en tierra hasta el día siguiente La otra solución era desviarlo al otro aeropuerto y tener que efectuar el transporte de los pasajero hacia él, con el agravante que sus cálculos hacían agua y la tripulación no podría efectuar el vuelo trasatlántico. Decisión difícil de tomar. Jugar a cara o cruz con 295 pasajeros mas una tripulación.

Contacto la central, pidiéndoles que el avión le llamase por frecuencia cía. a partir de la mitad del recorrido. La espera fue larga.
– Ib3400 llamando a operaciones
–Adelante ib3400
– El control no ha dicho que os llamemos
–  Tomo el micro y pregunto Ricardo?
– Leches, fue la respuesta, como estas, eres tu
– el mismo, te expongo el problema?
Le explico la situación, añadiendo, que podía intentar pedir una derogación de salida, pero en el caso positivo lo máximo que podría obtener  serian unos 15mn,
Ricardo dijo, si consigues que nos den una aproximan directa, podemos ganar unos 20 minutos y si a eso le sumamos la derogación?
– OK mantener la frecuencia y os vuelo a llamar
Contactar la torre de control, pedir al controlador la derogación, la cual debía ser autorizada por el jefe de turno.
El controlador, casi se parte de risa.
– O sea que me estas pidiendo una derogación de 15minutos para atender una escala de un B747 lleno de pasajeros a la llegada y con 295 a la salida en 35mn?
-exacto, respondió
– sabes que si no estás listo para despegar a la hora que te autorice, el avión se queda en tierra hasta el día siguiente?
-Exacto, quien es el jefe de Turno, pregunto?
– sin responderle, el controlador, le dijo
Te  volverá a llamar
Un par de minutos despues  sonó el teléfono, descolgó inmediatamente
–  Torre de control, quiero hablar con el responsable
Tomo el teléfono y al oír la voz, dijo Paul?
– Si, como estas , dime que no he soñado, de lo que me han contado?
– Voy a ser claro contigo, el que se la juega soy yo, si te pido una derogación es preventiva, depende primero de que le deis al avión una aproximación lo más directa posible y en función de ello y en acuerdo con el cuatro barras, tomaremos la decisión, O bien en este, o bien en el otro aeropuerto.
– Ok , fue la respuesta, pero si no lo consigues, me debes una comida
– Ok, pero si lo consigo, la comida la pagas tú.
Espera, espera, los minutos pasaban, en el despacho estaba rodeado por su equipo, dos de sus mejores agentes, dos tías bravas, potentes , con dotes de mando y capaces de capear temporales y tormentas de gran magnitud, profesionales además de guapas, haberlas hay. Además estaba el coordinador del vuelo que regentaba todas las operaciones de carga y descarga. Nunca espera fue tan larga
– ib3400 a operaciones
– Adelante
– Bueno el control nos da una aproximación directa a partir de Amboise, estimo la llegada a las 23h05, tienes una derogación?
– 15mn, solamente. El silencio se hizo
– Bueno si le pongo el turbo, avisando a los pasajeros puedo ganar 3 o 4 minutos
– El, tomando el micro explico el dilema. Entrar ,entras, pero el problema es salir. Hacer una escala de 35mn a un bicho como el que traes es correr el riesgo de que si no lo logramos, te quedas en tierra y los pasajeros también. La otra opción es proceder directamente al otro aeropuerto, lo que supone que no podréis despegar antes de la 1 o las 2 de la madrugada.
Otra vez el puto silencio, te  juro que si en el despacho hubiese una mosca, nos habría parecido el ruido de un avión de combate.
Unos segundos, minutos pasaron
– ib3400 a operaciones
– Adelante, respondió
– Vamos a ver dijo el cte. Tengo a mi lado al sobrecargo, os conoceis, si podemos poner dos pasarelas podemos efectuar el desembarque por una y el embarque por la otra, él y su gente se encargarían de la limpieza a medida de que los pasajeros desembarquen. El resto es cosa tuya, tú decides Joder con la presión. Encendió un cigarrillo,  mientras su mente trabajaba, calculaba extremos e imponderables y volviéndose hacia el equipo los miro, esperando una respuesta, ya que al final todo dependía de ellos
El encargado de la pista dijo.
– tengo a los dos mejores equipo, los conoces
Las suyas lo miraron y a la pregunta
– Que?
La repuesta fue , con una mirada de desafío
– Y porque no?
-ib3400 de operaciones
– Adelante operaciones
– Ricardo, nos jugamos el tipo. Si sale mal te van a echar una bronca y a mí me follan en la plaza pública y si sale bien, ni se darán por aludidos.
– Tú decides, fue la respuesta.
– Ok adelante pon el turbo

Volviéndose hacia el equipo, programo las funciones. A su gente directa con el pasaje para informarles que nos estábamos jugando el tipo para evitarles 3 horas más de retraso y un cambio de aeropuerto,  siempre vender la idea que era en beneficio de ellos, técnicas de .., lo que indicaba que cuando se procedería al embarque, todos corriendo por la pasarela y a sentarse rápidamente. Al equipo de tierra. Pon dos pasarelas. Por la delantera desembarcamos y por la trasera embarcamos. La limpieza será hecha por la tripulación a medida que los pasajeros desembarque, prevé un equipo mas de refuerzo en carga y analiza bien el plan de carga, incluso si tienes que cambiarlo todo, para que sea más rápido El avión llego al parking a las 23h01, teníamos autorización para despegar no mar tarde de las 23h45, lo que implicaba una petición de puesta en marcha a lo más tardar a las 23h37, los ocho minutos restantes para la rodadura antes del despegue. Nunca embarque y desembarque fue tan rápido, nuca carga y descarga de un avión fue tan certera. Cerramos las puertas del avión   a las 23h32.El Cte. ya había pedido la puesta en marcha y los pasajeros todavía sentándose. La torre autorizo la puesta en marcha y el avión despego a las 23h43 El saco de su nevera whisky y una botella de Rioja, unas almendras y mientras el equipo habría la botella de vino y ponía el hielo en los vasos para el whisky, llamo a la torre de control y le dijo a Paul

– Cuando comemos? Y además te devuelvo 2 minutos de tu derogación agrego con sorna.
Al día siguiente se corrió la voz en el aeropuerto de la hazaña y todavía hoy ese record de escala, sigue en pie.
Eso pasaba en un aeropuerto situado en un país, al norte de un país que es el mío




El último metro

César Gonzalez | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

El ruido de los vagones del metro hizo su clásico «sclusssss» al entrar en la estación. Poca gente en el andén. La verdad es que en semana y a esas horas, más o menos las 12 de la noche, el publico era más bien escaso.“EL”, en el túnel oscuro, observaba y esperaba. Las pulsiones en su cabeza habían recomenzado desde  media mañana, intento resistir al máximo, pero llego un momento en el que se rindió. De todas las maneras no podía ausentarse de su trabajo hasta el final de su  turno. Cuando este término volvió a su casa y se cambio de ropa, enfundando un mono de trabajo, recogió una bolsa pequeña donde tenía sus útiles de trabajo y volvió a salir. Estuvo dando vueltas por la ciudad durante varias horas, intentando apaciguar y amainar las voces dentro de su cabeza. Ellas seguían resonando y diciéndole, “venga ya vamos, venga “
Entrada ya la noche, se decidió por una estación de metro, poco frecuentada y alejada de los nudos de correspondencia. Bajo a la estación y espero un momento a que saliese el tren, aprovechando el andén vacio y bajo por la escalera lateral  al túnel, acogiéndose a su oscuridad. Desde ahí podía observar todo,  sin que le vieran.Pasaron las horas y las putas voces seguían reclamando, “vamos ya, vamos “La mujer bajo las escaleras del metro con paso cansino, salía de 10h de servicio en una cafetería. El cansancio marcaba sus rasgos y los anos daban a las arrugas de su rostro una lividez malsana, acentuada por la luz de los pasillos.Llego al andén, vacio y mirando la pantalla constato que el próximo vendría dentro de 12mn y seria el ultimo antes del cierre, suspiro y se sentó en uno de los banquillos, y sacando una novela de su bolso, se dispuso a esperar

“EL”, desde la oscuridad del túnel observaba, de repente tomo su decisión, malditas voces, y subió por la escalerilla lateral al andén?La mujer levanto la cabeza de su lectura al verle salir del túnel, diciéndose Otro trabajador de noche, le extraño que llevase guantes, y sin más, volvió a su novela. Paso firme de trabajador, que sabe,  y conoce el oficio.Al llegar a su altura, se paro y de un gesto rápido, saco el cuchillo de carnicero que llevaba y poniéndoselo en el cuello dijo, al mismo tiempo que la conducía, empujándola hacia la escalerilla lateral Ni una palabra, ni un grito,  y  como para completar su amenaza, hinco levemente la punta del cuchillo en su garganta, provocando una perla roja. La mujer completamente anonada y arrastrando más o menos sus cansados pies, fue llevada hasta la escalerilla.

En el túnel, la condujo hasta un recovo, se oculto y la oculto.El último vagón, del último metro, se alejo y las voces seguían en su cabeza “vamos ya, ahora vamos”Con tiempo por delante, no había obras de limpieza en ese túnel, le ato las manos y los pies. Su cuchillo, rasgo su ropa, dejando sus carnes al descubierto y ahí perdió toda noción de tiempo y de acción. El cuchillo, cortaba rasgaba, quitaba trozos de carne o hacia incisiones, seccionaba pechos y abría otras vías que las naturales en su cuerpo, la sangre brotaba a chorros manchando los muros del túnel y “ EL” se ensaño y se ensaño.

Poco a poco las voces se fueron callando,  dejándole tranquilo. Un momento de reposo, una paz total, el final de un orgasmo.Completamente calmado,  se alejo una centena de metros de la carnicería que había hecho, se desvistió completamente, y  sacando varias botellas de agua mineral de la bolsa, se lavo, saco también una botella de lejía que vertió sobre los residuos de agua. Así no habría trazas de ADN Se vistió con un mono limpio y recogió el lleno de sangre y las botellas de agua y el cuchillo en la bolsa y alumbro un cigarrillo, postcoital. Fumándolo tranquilamente, se subió al andén y camino por los pasillos hasta la verja de salida, saco su pase y subió las escaleras  hacia la calle, después de cerrar la verja. Unas calles más lejos en unos cubos de basura, echo las botellas vacías, en otras calles más lejos, el mono y todavía más lejos el cuchillo y para terminar todavía más lejos la bolsa. Joder no ganaba para gastos de material…Completamente limpio, se dijo, vaya tendría que pensar en irse a dormir al día siguiente empezaba el turno a las 8 de la mañana y el comisario siempre era el primero en llegar….