Aquellos Transformers ochenteros
image_pdfimage_print

Sergio Berrocal Jr.

Todo comenzó a comienzos de la década de los 80: un nuevo juguete de tipo mecánico estaba volviendo locos a los niños japoneses. La empresa de juguetes Hasbro decidió importar estos nuevos y oriundos robots, a los que bautizaron como Transformers, y consiguieron un éxito entre el público infantil que no se vivía desde el lanzamiento de otros juguetes como la muñeca Barbie o las piezas de construcción de LEGO. Dado el éxito de los juguetes, es lógico pensar que la empresa querría expandir su negocio más allá de las oriundas figurillas. Fue así como surgió la primera película protagonizada por los robots, The Transformers: La película (1986), cuyo concepto fue, curiosamente, creado por el equipo de Marvel.

Lo que pocos esperaban era que la saga basada en los robots de juguete se convirtiese en la franquicia más taquillera de Paramount Pictures, que no dejó de cosechar un éxito tras otro. En parte, gracias al ingenio de Michael Bay, director de las cuatro últimas películas de la saga y quien la convirtió en el símbolo del cine de acción que es hoy en día. Lo que quizá no sepas es que Bay no estaba demasiado dispuesto a meterse en el proyecto de los juguetes robot en un inicio, y fue Steven Spielberg quien le convenció para hacerlo (y quien por cierto, podría ser responsable del despido de Megan Fox a partir de la tercera entrega tras unas declaraciones de la actriz). Podrá ser para algunos una historia sin sentido llena de explosiones al más puro estilo Michael Bay, pero precisamente por ese arduo trabajo, algunas películas de la saga han estado nominadas a premios Oscar a Mejor sonido, edición de sonido y efectos visuales.

La película fue producida por Don Murphy y Tom DeSanto. Ellos desarrollaron el proyecto en 2003, y DeSanto escribió un tratamiento. Steven Spielberg abordó el proyecto el año siguiente, contratando a Roberto Orci y Alex Kurtzman para escribir el guion. Las fuerzas armadas de Estados Unidos y la compañía General Motors (GM) prestaron vehículos y aeronaves durante el rodaje, lo que le ahorró dinero a la producción y agregó realismo a las escenas de batalla.

Hasbro organizó una enorme campaña promocional para la película, haciendo acuerdos con miles de compañías. La campaña publicitaria incluyó una campaña de mercadotecnia viral, estrenos coordinados de cómics precuelas, juguetes y libros, así como acuerdos de emplazamiento publicitario con General Motors, Burger King y con eBay.

Transformers recibió reseñas mixtas a positivas y fue un éxito en taquilla.2​ Es la centésimo sexta películas más exitosa estrenada y la quinta más exitosa de 2007, reuniendo aproximadamente US$709 millones mundialmente. La película ganó cuatro premios de la Visual Effects Society y fue nominada a tres Premios Óscar, para mejor edición de sonido, mejor sonido y mejores efectos visuales. La actuación de Shia LaBeouf fue elogiada por Empire, y la vuelta de Peter Cullen como Optimus Prime de la década de 1980 fue bien recibida por los fans. Una secuela, Transformers: la venganza de los caídos, se estrenó el 24 de junio de 2009. A pesar de la mayoría de críticas negativas, fue un éxito comercial y recaudó más que su predecesora. Una tercera película.

Transformers: el lado oscuro de la luna, se estrenó el 20 de junio de 2011, en 3D y recaudó más de US$1000 millones, a pesar de recibir reseñas mixtas. Una cuarta película, Transformers: la era de la extinción, se estrenó el 27 de junio de 2014, recaudando también más de US$1000 millones, aunque obtuvo reseñas mixtas a negativas. Una quinta película, oficialmente titulada Transformers: el último caballero, se estrenó el día 23 de junio de 2017. Una sexta película, un spin-off oficialmente titulado Bumblebee, se estrenó el 20 de diciembre de 2018.Y en el 24 de junio de 2022 la séptima película y una secuela al spin-off Transformers: el despertar de las bestias