Cuando la ahijada de Areta Flanking cantaba

Sergio Berrocal Jr.  | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

La vida de Whitney Houston será llevada al cine de la mano del célebre productor musical Clive Davis en un proyecto que lleva por título «I Wanna Dance With Somebody».El guion correrá a cargo de Anthony McCarten, autor de libretos como los de «El instante más oscuro», «Bohemian Rhapsody» y «La teoría del todo». En esas obras, sus protagonistas (Gary Oldman, Rami Malek y Eddie Redmayne) ganaron el Oscar al mejor actor. Whitney Houston fue un fenómeno sin precedentes, una artista con una voz prodigiosa capaz de superar el récord de The Beatles y Bee Gees en Estados Unidos y lograr que siete singles alcanzaran el número uno de las listas de forma consecutiva. Pero fue tan solo con dieciséis años que una jovencita Whitney Houston comenzó a causar tal sensación que terminó firmando con Clive Davis institutor del sello “Artista Record”. Ya años más tarde y con tan solo veintidós primaveras cuando aquella voz nacida del góspel consigue posicionar siete temas consecutivos en listas de éxitos. Entre ellos títulos como “I Wanna Dance With Somebody” hicieron que Whitney Houston se elevara al rango de diosa. A pesar de ello, hace ocho años que aquella prodigiosa voz se apagó. Dicen que aquella mujer que todos quisimos tener de pareja apareció muerta en una bañera ¿extraño no?Curiosamente y a forma de semejanza en 1962 Marilyn Monroe también apareció muerta en su cama. Aunque por entonces la autopsia señaló «probable suicidio» por barbitúricos, las distintas teorías de la conspiración sobre el fallecimiento de la rubia inmortal fueron y siguen siendo discutidas. Se dice que incluso el forense que llevó el examen a cabo señalo que, aunque él determinó que la causa de la muerte había sido el suicidio, “había muchas incógnitas sin respuesta”. Aunque en el caso de aquella diosa de ébano la familia declaro ser un fallo cardíaco a causa del abuso de cocaína la muerte de Whitney Houston sigue sin ser clara. Lo que si quedo latente es que son los propios familiares quienes buscan a rentabilizar la morbosa y trágica muerte de la intérprete para poder añadir unos cuantos ceros a sus cuentas bancarias al mismo tiempo que se filtra el próximo estreno de un morboso documental sobre Whitney Houston en el cual su cuñada declara que la cantante sufrió abusos sexuales en su niñez por parte de su prima y deja en entredicho su orientación sexual.

Aquel asqueroso circo morboso y mediático por unos puñados de dólares llega a tal punto que afirman en ese mismo documental: “Fue una diva egoísta que enganchó a un enamorado Bobby Brown a las drogas”. Sin embargo, no dicen, pero si afirman que el declive de la cantante ocurrió el mismo día de su boda con Bobby Brown en julio de 1992. Whitney Houston y Bobby Brown se conocieron en 1989, ella lo invitó a su veinte y seis cumpleaños y su amistad se convirtió en romance poco después. Dicen que a la boda asistió un tal Donald Trump y una tal Gloria Estefan y poco después del «sí quiero», los escándalos del matrimonio eran algo del día a día. Se sabe que durante las grabaciones del famoso documental titulado “Whitney” el que fuese su entonces marido dijo antes las cámaras: “La primera vez que vi a Whitney Houston drogarse fue cuando se metió una raya de cocaína vestida de novia antes de ir al altar”. Un año después de aquella boda nacía Bobbi Kristina Brown quien falleció en 2015 tras pasar medio año en coma después de que la encontraran inconsciente en el baño de su casa. Dicen que su muerte se debió a su inmersión en el agua y una intoxicación por drogas. Desde luego con tales historias hay de que escribir un buen cuento con investigaciones forenses a lo csi y llamar a Grissom para ratificar la historieta porque muchos no se terminan de tragar los hechos que rodean ambas muertes.

Este relato con toques siniestros y con un poquito de laurel que parece sacado de los bajos fondos cubanos de Pogolotti no termina de cuajar. En 1992 Whitney estaba en el momento cumbre de su carrera. Aquel año su versión de “I will always love you” se convirtió en la canción más vendida en toda la historia mientras que su entonces esposo Bobby Brown también triunfaba, pero no al mismo nivel, aunque es cierto que aún conseguía alguna que otra nominación. Tal vez, aquel informe policial en el cual la cantante mostraba un corte en el labio superior y hematomas en su cara sumado al arresto de este por malos tratos y violencia de género además de sus continuas juergas con las drogas y mala vida hayan fomentado estar en la mira. Algunos años más tarde, en dos mil cinco, una cadena televisiva estrena el reality Being Bobby Brown. Se rodaron once capítulos que se terminó extendiendo hasta pocos meses antes de que aquella voz negra se apagara.Se contaba cómo era la relación del cantante con su mujer, Whitney Houston, y su vida cotidiana. Por aquel entonces las críticas fueron demoledoras y todo el mundo pudo ver cómo de grande era el ego de Bobby, cuánto alcohol consumía y cómo la poca dignidad que conservaba Whitney Houston se esfumaba. Dicen que tras la muerte de la cantante en dos mil doce, la cadena de televisión guardó grabaciones de sus últimas horas de vida, pero que no verán la luz porque quieren preservar la imagen de la cantante. No quieren que se le recuerde como la problemática esposa de Bobby Brown. No obstante, las heridas que causó la prematura muerte de Whitney Houston siguen abiertas. Y ahora tan solo ocho años después de su muerte un detective privado llamado Paul Huebl anuncia tajantemente: “la muerte de Whitney Houston no fue un accidente, sino un asesinato”.

Al parecer existen videos, en los que se identifican claramente dos hombres que se aparecieron repetidas veces, en el hotel de la cantante durante su estadía. Según aquel detective en uno de los videos se puede ver a alguien entrando en la habitación durante más de media hora que estuvo sola esa fatídica tarde.Según declaraciones Norman Hodges autor de la muerte de Maryline Monroe: “Teníamos pruebas de que Marilyn Monroe no solo se había acostado con Kennedy, sino también con Fidel Castro. Mi comandante, Jimmy Hayworth, me dijo que tenía que morir y que tenía que parecer un suicidio o una sobredosis». Si la CIA mató a Maryline Monroe, por qué sería diferente el caso de Whitney Houston. Bien a pesar de ello y aunque pase los años en la retina queda aquel fabuloso filme titulado “The BodyGuard” que al igual que películas como Pretty Woman se ha vuelto un clásico. La película «El guardaespaldas» no catapultó a la fama solamente a Kevin Costern, sino también a Whitney Houston. Más allá del éxito que consiguió con el tema principal «I will always love you» compuesto por Dolly Parton. El papel de Costner fue muy importante para la lucha contra el racismo. Además, la historia mostraba una relación de amor interracial entre los protagonistas.Kevin Costner declaró: “Que ella fuese la protagonista tenía un gran significado para la comunidad negra, aunque yo nunca me fijé en eso. Nos olvidamos del color de cada persona. Eso lo cambió todo» Tal vez a aquella cantante de la cual ya no queda nada le habría venido bien que el bueno de Costner se hubiese quedado toda su vida como guardaespaldas.