El nombre del próximo presidente de Cuba se dará a conocer mañana jueves
image_pdfimage_print

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

La Asamblea Nacional de Cuba inició sus sesiones aquí en La Habana, con 11 minutos de retraso, para elegir al nuevo presidente de la República en sustitución de Raúl Castro, aunque su nombre no se dará a conocer hasta la sesión de mañana viernes, informó la comisión electoral nacional. La primera sorpresa de la jornada de hoy fue la ratificación de Esteban Lazo, 74 años, como presidente del legislativo, así como de todo su equipo de dirección. Por razones de salud y edad se especulaba que Lazo sería sustituido. A partir de ahora cumplirá su segundo y último mandato en el parlamento. La prensa extranjera acredita en la isla no fue invitada a las sesiones de la asamblea y cubre sus deliberaciones mediante transmisiones puntuales de los medios oficiales que sí están presentes en el Palacio de Convenciones de La Habana, donde transcurren estas jornadas.

Vistiendo traje sastre y no su uniforme de general, Castro, 86 años, preside esta sesión junto con el primer vicepresidente del Estado y del gobierno Miguel Díaz-Canel, quien el viernes cumplirá 58 años, y que según pronósticos sería su sustituto en ambos cargos.

No obstante, a falta de pronunciamientos oficiales, tanto analistas como como diplomáticos aquí, son cautos en cuanto a dar por seguro el ascenso de Díaz-Canel a la presidencia de la república.

En la sesión parlamentaria, que transcurre en estos momentos y se extenderá hasta la tarde, los 605 diputados electos en los últimos comicios generales, eligieron mediante voto directo y secreto al presidente de la Asamblea Nacional y a los otros altos cargos de esa institución.

Acto seguido, probablemente en la tarde, comenzará un procedimiento similar para seleccionar a los 31 integrantes del Consejo de Estado y de entre ellos al presidente de la república, al primer vicepresidente y a cinco vice presidentes, pero los resultados de estas votaciones no trascenderán hasta el viernes.

Las candidaturas para todos esos cargos fueron conformadas a partir de consultas a cada diputado, quienes por ley tuvieron el derecho de proponer a los candidatos de su preferencia.

Quien finalmente sea el nuevo presiente abrirá una etapa inédita en Cuba, que desde el triunfo de la revolución en 1959 tuvo encabezando el liderazgo nacional a Fidel Castro y desde 2006 a su hermano Raúl.

Todo indica que Raúl Castro se mantendrá al frente del Partido Comunista hasta 2021, cuando concluirá su último mandato. Según trascendidos sin confirmación oficial ayer se habría reunido el comité central del partido.

Los medios nacionales no hicieron hoy ninguna alusión a ese asunto. Esta por ver cómo serán en la práctica las relaciones entre la dirección del partido y el nuevo gobierno, en momentos en que el país tiene una situación económica tensa y las relaciones con Estados Unidos han vuelto a una etapa de confrontación política, tras la llegada a la Casa Blanca de la administración de Donald Trump.

Hasta ahora Cuba ha contado con un mando fuerte y único, pero a partir de mañana será formalmente repartido entre el partido comunista y el gobierno.