La Cosa

 

Cesar Gonzalez Fdz 

Ier lugar del concurso Literatura de Terror | Morangis, Ile-De-France, Francia

Las gotas de agua hacian un ruido monotono sobre los charcos .La huelga de los basureros, desde mas de tres semanas  cubria las calles de montones de inmundicias y hacia del paso por las aceras, una gimnasia constante para evitarlos . La lluvia caia  sobre el asfalto y las basuras, y poco  poco,  un magma,un liquido negro y malodorante se fue formando, mezcla de descomposicion animal y podredumbre vegetal. La Cosa, mancha negruzca con reflejos, situada debajo de unos de los montones de basura tenia pequenos sobresaltos, la Cosa, no tenia hojos pero sentia . Una cucaracha se acerco a  ella, palpandola con sus pedunculos, la mancha ondulo cubriendola , la Cosa absorvio vida y comenzo a tener una cierta forma de pensar.

Una rata, mas bien una enorme rata metia su hocico entre las basuras buscando pitanza, la cosa, sintio vida y con una cierta ondulacion, se acerco a ella, la rata, sintio algo y levanto su hocico husmeando, la Cosa se paro, el animal tranquilizado volvio a husmear, la Cosa volvio a ondular hasta ella, cuando la rata quiso moverse, sus patas estaban metidas dentro de la mancha, intento saltar y morder, pero como puedes moverte y morder cuando estas metida en algo medio liquido y pegajoso ? , los aspavientos de la rata continuaron mientras, poco a poco, era  absorvida.

Vida, mas vida, y forma de pensar mas coherente, mas animal, la cosa evolucionaba La luvia caia cada vez con mas intensidad, dejando las calles vacias, tranquilas, el unico ruido era el » schsss », producido por las ruedas de los coches sobre el asfalto mojado. Y la lluvia seguia callendo. La mujer, corria entre cornisa y cornisa para intentar  mojarse menos. Haletante se refugio al lado de un portal cerrado , pero al que un sobresaliente de la fachada daba una efimera proteccion .

La mancha negruzca, pero con algunas protuberancias que sobresalian del magna, sintio vida, ondulando de nuevo pero esta vez con mas agilidad, se acerco a la vida. La mujer seguia parada, esperando que la lluvia amainara. La ondulacion se hizo mas precisa. La Cosa sintio, observo a traves de sus nuevas percepciones la vida. La mujer perdida en sus pensamientos no se daba cuenta de nada.

De repente , la cosa se lanzo sobre las piernas de la mujer envolviendose alrededor y pegandola al suelo. La mujer grito y grito, y grito, intentado zafarse del envolvente magma., la cosa lanzo una extension hacia su boca y entro en ella, instinto de ataque que le habia proporcionado la rata, la lucha, desigual se termino pronto, el magma la envolvio completamente  y la Cosa absorbio vida y crecia, ahora tenia mas sensaciones, veia , obervaba, sentia. Y volvio al reposo, esperando de nuevo, al acecho. Y la lluvia seguia y poco a poco, otras manchas negruzcas se formaban debajo de los montones de basura. Y lovia, llovia…