Las manos de mi madre

Las manos de mi madre

  Maria A. Rodriguez  Mi agradecimiento a la escritora Rosa Pedrazzini que me inspiró este poema .     En aquellos  días hostiles las manos de  mi madre zurcían desgarros y unían costuras para vivir sin perder la dignidad. Durante  los otoños, al calor de la lumbre, tejían  jerséis  y bufandas que nos libraran de los inmensos fríos del invierno.   Conjurando los desmanes del tiempo las manos de mi madre  combinaban las piezas del vestido como…

Read More

El buhonero

El buhonero

A. Maria Rodriguez | Montaje Sergio Berrocal Jr. Cuando en Bórmigos aparecía el buhonero, aquello era una fiesta para los niños. Llegaba por el polvoriento Camino del Cañaveral, con sus zapatos rotos, tirando del ronzal de un asno cenizoso de ojos castaños que miraban tristemente. Pero aquella tristeza del asnillo no se me colaba entonces por el alma. Debía de quedar retenida  en el filtro de la ingenuidad de mis pocos años y sólo he…

Read More

Las Lagartijas

Las Lagartijas

A. Maria Rodriguez | Montaje Sergio Berrocal Jr   Caminamos con el niño que fuimos.    José Saramago                                                                                      Durante algún tiempo, el patio de La Casa de los Tordos fue para mí el…

Read More

El crimen

El crimen

A. Maria Rodriguez                                                               Todas las primaveras jugábamos al escondite entre los trigales cercanos a Bórmigos. Una de aquellas tardes, escondida entre las cañas del trigo, vi cómo junto a una torrentera un hombre mataba a una mujer. Ella gemía y gritaba, casi sin fuerzas, mientras…

Read More

La Aldea

La Aldea

 A. Maria Rodriguez | Montaje Sergio Berrocal Jr En Bórmigos, salvo algunos foráneos  llegados al calor del ferrocarril, sus  habitantes habían nacido en  la aldea  o en sus alrededores por lo que existía entre nosotros un entramado de parentescos que  enlazaba nuestras vidas y las determinaba. La aldea  era pequeña y blanca y  estaba agazapada en el valle con sus casas pequeñas de tejados verdecidos  por el musgo en época de lluvias  y  oscurecidos  por…

Read More

El fantasma de la calle nueva de Archidona

El fantasma de la calle nueva de Archidona

Antonia Maria Rodriguez | Montaje Sergio Berrocal Jr. Esta es una tierra de fantasmas, solía decir hace ya muchos años, una vecina de La Romera, nacida y criada en el mismo corazón de Archidona. Y luego mencionaba al menos a siete fantasmas con sus nombres  completos, nombres que, intencionadamente, dejé ir al olvido por los orificios  del tiempo para no caer nunca en la tentación de desvelar la intimidad de nadie.  Apostillando sobre  la opinión…

Read More

En busca del arco iris

En busca del arco iris

  Antonia Maria Rodríguez | Montaje Sergio Berrocal Jr.   Cada uno sueña con las cosas  que nunca tuvo y en mi aldea se soñaba con tesoros. Decía la gente  que el extremo más lejano del arco iris señalaba  el lugar de un tesoro escondido y, con una curiosidad rayana en la aventura, los niños y niñas   de aquel tiempo tuvimos ocasión de contemplar muchas  veces aquel hermoso espectáculo de la Naturaleza y de intentar…

Read More

Entre Faldillas

Entre Faldillas

  Por Antonia Maria Rodriguez   Esta tarde de viernes y visita a la aldea he recordado algo que dijo el poeta  Ángel Gonzalez:“No hay ningún paraíso perdido en las brumas del pasado; pero sí pedazos de corazón”. Y, sin darme cuenta, me he sentado a escribir sobre algunos recuerdos al calorcillo acogedor de un viejo  brasero  que ha ido encendiendo mi imaginación. Por fortuna, no ha sido necesario conseguir el cisco pues las ascuas de…

Read More

El tuerto de la olivara

El tuerto de la olivara

  Por Antonia María Rodríguez Como si no fuese suficiente el miedo que  en aquellas tardes primaverales, llenas de aromas,  me inspiraban los mantequeros y otros asustaniños, a menudo mi madre sacaba a relucir el nombre de otro individuo, menos conocido  pero más escalofriante, si cabe, por el vínculo que desgraciadamente le unía  a  Archidona. De ese modo, mi progenitora intentaba corregir  la osadía de mis    clandestinas escapadas al campo,  al recordarme las fechorías del…

Read More

El Coche de Botija

El Coche de Botija

Por A. Maria Rodriguez Cuando aquellos trenes coronados de humo dejaban viajeros en mi aldea, las personas que iban a Villanueva de Algaidas sólo podían hacer ese  trayecto  en un viejo coche que iba y venía  todos los días de esa localidad,  precisamente  para recoger a los viajeros que llegaban en el tren-correo.  A dicho vehículo,  en La Romera lo llamábamos el coche de Botija,  por el apodo de su conductor, un hombre  menudo y afable…

Read More

El huerto de frasquito colante

El huerto de frasquito colante

Por A. Maria Rodriguez Hace muchos años una señora, ya mayor,  de Archidona, que vivía en La Romera, contaba una graciosa historia que se comentaba  en el pueblo cuando ella era niña. Según dicha historia,  existió en Archidona  un hombre llamado Frasquito Colante que tenía un hermoso huerto cerca del cementerio. Supongo que el extraño  apellido Colante  era en realidad  una deformación popular del apellido castellano Escalante. Pero como  ella decía  Colante cuando contaba esta …

Read More