El dulcero cubano
image_pdfimage_print

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Imágenes confusas tomadas con un teléfono. Y de pronto un modesto vendedor de dulces de Caibarien, Cuba, crea el acontecimiento porque le han puesto una multa por vender sin permiso, una multa “injusta”. La gente grita, no se entiende lo que dicen, “Patria o Vida”. Barullo, polvo, sol. ¿La madre de las revoluciones, la de 1789 en Francia pudo haber comenzado así? Se cuenta que todo partió de un exabrupto de la Reina Maria Antonieta, que cuando le dijeron que el pueblo se había revolucionado porque reclamaba pan, porque no tenia un cacho de pan que llevarse a la boca, ella desde su carroza grito o murmuró que no se sabe: “Si no tienen pan que coman dulces”. ¿El dulcero de Caibarien, en la provincia de Villa Clara, conocía las palabras pronunciadas por una reina francesa en 1789, en Francia, allá en Europa, donde ya se había descubierto América donde los europeos acudieron llamados porque no tenían tampoco apenas para comer y querían o pensaban encontrar grandes tesoros en la tierra que nadie había pisado?. La conquista de América. Me ha enamorado una paloma blanquísima, de una belleza de anuncio de jabón para lavadoras caras. Hasta ahora odiaba a las palomas pero esta me ha conquistado. Y ella lo sabe. Se ha instalado en un macetero abandonado que había en mi terraza, mía por lo menos hasta que la gente de los impuestos me la quiten. La paloma con su pico largo y blanco me miró y sin pensarlo más se instaló para parir el huevo o los dos huevos que le hizo un gandul de palomo que tiene cara de juerguista. El otro día hablamos largamente ella y yo porque en cuanto que para quiero que vaya a Cuba. Después de todo, es una paloma blanca, como en las que se ven en los dibujos para representar la paz, y espero que ni unos ni otros se les ocurrirá apedrearla. Lleva una serie de pasquines para pedir a los cubanos que se dejen ya de disputas imbéciles que si Patria o Muerte o Patria y Vida y otras cositas del mismo estilo. Después de sesenta años para instalar una Revolución ahora cabe conservarla y no andar a porrazos por las calles y que algunos policías que hemos visto en video no desenfunden y disparen aunque sea al aire porque la gente protesta. Y aunque sea con balas de fogueo, porque es la mala intención la que cuenta.

¿Cómo no quieren ustedes que los cubanos no estén desesperados cuando necesitan emplear todo su tiempo para comer y si se trata de dar de comer a una familia, ni te lo cuento?.

Mi paloma mensajera, para más seguridad, la mandaré por un vuelo de Cubana y espero que me la cuiden.

No, señores, yo no soy ningún enemigo de Cuba ni trabajo para el Departamento de Estado norteamericano.

Aquí les señalo esta notica publicada por Granma cuando en agosto de 2016 intelectuales del mundo entero enviaron una carta a Bush para que dejara en paz a Cuba:

Escritor y periodista Sergio Berrocal defiende a Cuba

El escritor y periodista franco-español Sergio Berrocal sumó hoy su nombre a la declaración en defensa de la soberanía cubana, rubricada por casi nueve mil intelectuales de más de 50 países.

El documento, respaldado por este hombre de letras, enfrenta las agresivas declaraciones del gobierno de George W. Bush y otros personeros de la Casa Blanca, que pretenden anexarse a la isla.

Sergio Berrocal fue fundador, junto a relevantes escritores latinoamericanos, como Julio Ramón Ribeyro, del servicio en español de la agencia francesa de prensa.

Entre los firmantes de la declaración se cuentan los premios Nobel Nadine Gordimer, José Saramago, Darío Fo y Wole Soyinka (literatura), Rigoberta Menchú Tum, Adolfo Pérez Esquivel y Desmond Tutu (de la Paz) y Zhores Alfiorov (Química), asi como otras 833 personalidades de España.

Ignacio Ramonet, Atilio Borón y Santiago Alba, entre otros muchos, se cuentan entre los periodistas que también rubricaron la denuncia. (PL)

Ya estoy hasta las narices que desde que Fidel Castro falleció, Cuba se haya convertido en una pista de boxeo libre, a patadas, a tarascadas, con cartelitos, un ministro que sale para dar un empujón con el celular a un manifestante.

Toda la gente que ha luchado durante estos sesenta año es para que Cuba siga siendo libre, pero libre de hacer lo que le venga en gana y sobre todo para que los cubanos sean libres de comer, de no ser explotados con cotizaciones de dólares, si no los tienes peor para ti y se dejen de crear un campo de batalla que se pasea por una gran parte de la prensa marginal, como FaceBook, con lo que el mundo entero está al corriente de la desconcertante situación que vive Cuba, en la que a veces se mete el hambre de no poder comer. Lo curioso es que en ese FaceBook tan popular, las autoridades oficiales cubanas disponen de espacio para publicitarse como les da la gana. Si los marcianos desembarcaran mañana en la Isla de Cuba saldrían corriendo hacia sus naves para contar a sus compatriotas que ese país es de locos. Ya ni la prensa nacional extranjera se ocupa de lo que pasa en Cuba, salvo de vez en cuando para un relleno o cuando es muy grave y ha fallado el señor del horóscopo. Cuba no puede permanecer en ese limbo de incertidumbre. Cuba es un gran país, un bello país.