Scorpion : Hackeando por las redes
image_pdfimage_print

Sergio Berrocal Jr | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Walter O’Brien es un genio con el sexto coeficiente intelectual mas alto del planeta, pero sus escasas virtudes sociales, le hacen sobrevivir como un marginado junto a otro tres genios tan negados como él para la vida social, formando un grupo llamado Scorpion, que hacen todo tipo de trabajos con los que apenas pueden pagar las facturas a final de mes por falta de clientes . Capaces de resolver cualquier situación por compleja que sea, la casualidad les lleva a empezar a colaborar para el Gobierno de los USA, a traves de un agente que hace de enlace, y con el apoyo de una camarera que tiene un hijo de corta edad, que es como una versión infantil de los cuatro genios, que les sirve como conexión con el mundo real en el que apenas se saben desenvolver.La serie está basada en la vida real de Walter O’Brien, un genio irlandés que es el presidente de la compañía multinacional de servicios informáticos Scorpion. La génesis del proyecto fue muy extraña, ya que nace de una reunión de O´Brien, con Scooter Braun, el manager de Justin Bieber y la persona que ha creado todo el entramado comercial detrás del ex -adolescente canadiense.

Durante una conversación para otro proyecto, Braun vio que la azarosa vida de O’Brien podía servir de base para una serie de televisión, y con su permiso, iba a empezar a mover sus hilos y contactos para sondear el mercado. Su primera llamada fue a uno de sus mejores amigos, el director Justin Lin, con cuatro películas de la saga de “A todo gas” a sus espaldas, que se unió rápidamente al proyecto. Con la idea y el apoyo de Lin, se ofrecieron a la cadena CBS, que la acogió de forma entusiasta y les propuso trabajar con la compañía de los guionistas Alex Kurtzman y Roberto Orci (Hawaii 5.0, Alias, etc) con la que tenían un contrato de colaboración y aprovecharse del mismo para encargarles el desarrollo de los guiones y la serie.

El encargado final de desarrollar y crear la serie dentro de esa compañía fue otro guionista de cierto prestigio Nick Santora ( izq) que fue uno de los guionistas principales de “Prison Break” y creador de otra serie de corte escapista como ”Breakout Kings”. Santora se reunió con O’Brien (centro ) para captar sus rasgos y escribió el piloto a partir de ese encuentro, la última pieza del puzzle, fue traer como segundo showrunner de la serie a su amigo Nicholas Wootton (der), con el que había trabajado en la serie carcelaria, y que tiene una experiencia de veinte años en el sector desde sus inicios en “Policías de Nueva York”. El piloto fue presentado en la Comic-Con de San Diego de 2014, con un enorme éxito por la espectacularidad de las escenas de acción del piloto, para pasar a abrir boca en las audiencias con el siguiente trailer antes de su estreno.Su estreno hace un año fue bastante vilipendiado por la crítica que no le encontraba alicientes creativos a una serie muy pasada de rosca, pero las audiencias fueron enormes, lo que le valió aumentar su encargo para una temporada completa, apenas emitidos los dos primeros episodios, al comprobar la CBS, la joya que tenia para su público.

La trama: La serie se centra en el equipo Scorpion constituido por cuatro genios en diferentes materias que se complementan perfectamente, ademas de compartir el hecho de ser unos marginados y los “raritos “ de la clase desde su mas tierna infancia. El equipo lo dirige Walter O´Brien , un genio capaz de resolver cualquier situación en tiempo real a una gran velocidad después de ponderar todas las posibilidades y tomar la decisión sobre la mejor alternativa posible con los medios a su alcance. Su equipo lo componen Toby un psiquiatra experto en leer los comportamientos humanos a partir de su observación de las personas y descubrir las fortalezas y debilidades de la gente con la que interaccionan, pero con una grave adicción al juego.

El segundo miembro es Sylvester un genio de las matemáticas y la estadística, capaz de calcular cualquier cosa o probabilidad en un instante, pero hipersensible y con un trastorno de orden compulsivo. Por último tenemos a Happy, una brillante ingeniera mecánica, capaz de construir o arreglar cualquier cosa con sus manos y herramientas disponibles, pero que es una persona muy huraña y hostil hacia todo el mundo por sus traumas infantiles.

El episodio piloto nos presenta a los cuatro genios y su primer contacto con los otros dos personajes de la serie, Paige, una camarera que tiene que criar sola a un niño de nueve años que tiene el coeficiente de un genio, pero con graves problemas de comunicación con su madre que consigue resolver interaccionando sobre todo con Walter O’Brien. Ella acaba formando parte del grupo, como una especie de contacto con la realidad, para aplicar el sentido común a resolver los problemas terrenales que desbordaban a los genios.

Por último tenemos al agente Gallo de Seguridad Nacional que con su entrada en liza , permite tener la excusa perfecta para que nuestro grupo tenga el encargo de enfrentarse cada semana a una amenaza que solo ellos pueden resolver, para salvar al mundo o a alguien cada semana . El piloto, dirigido por Justin Lin, era absolutamente delirante, y con una de las escenas mas espectaculares que se han podido ver en televisión, una conexión vía cable entre un vehículo y un avión en pleno vuelo que si le buscan la mas mínima lógica, le van a saltar las neuronas, pero por lo menos no engañaba a nadie sobre lo que iba a ofrecer desde el inicio, juzguen ustedes mismos.

El esquema de la serie es el de un procedimental ligero, con los casos que se resolvían cada semana, mientras que las escenas personales tenían una cierta continuidad, como las consabidas atracciones sexuales dentro del grupo, pero mas como una acotación al margen y sin tener jamas el protagonismo central de la serie. Cada capitulo empezaba con un recordatorio de los miembros del equipo y sus cualidades

Las primeras escenas presentaban la amenaza semanal que nuestro héroes encaraban de la mejor manera posible, con varios hitos intermedios, que les permitían lucir sus cualidades a los cuatro miembros del equipo en plan McGyver multiplicado por cuatro, con el añadido de los músculos y las pistolas del agente Gallo y las aportaciones sensatas de Paige la camarera.

El realismo y la veracidad eran dos palabras que estaban excluidas en la biblia de los guionistas, y con el todo vale por bandera, podían diseñar grandes escenas de acción, con graves peligros de los que nuestros héroes se escapaban siempre milagrosamente en el último segundo, para acabar en escenas de distensión con todo el grupo unido para hacer alguna broma inofensiva.

La serie fue renovada de forma muy rapida para la 2T, donde la falta del sentido del ridículo de los guionistas, sigue por el mismo camino, con el primer capitulo de la 2T absolutamente apabullante como pueden juzgar ustedes por la promoción de la nueva temporada estrenada la semana pasada en los EUA. Scorpion es una serie que hay que juzgarla por sus pretensiones y no en comparación con series mucho mas profundas y elaboradas, porque ni juega en esa liga ni nunca ha tenido esas intenciones.

Como serie escapista pura y dura, tengo que reconocer que cumple a la perfección y permite pasar un rato mas que distraído frente al televisor, y de paso poder compaginarlo con otras cosas de forma distendida, ya que no precisa de una atención desmesurada en su seguimiento. Ese planteamiento me ha permitido ver completa la 1T, a ratos sueltos y sin obsesionarme demasiado, como muchas de las series que veía en mi juventud.

Las escenas de acción son resultonas y los inventos que se sacan continuamente de la manga no tienen nada que envidiar a los de McGyver o el equpo A que todos recordamos y que les permiten resolver los problemas por el morro y sin ningún atisbo de vergüenza torera.

No hay ni que preocuparse en buscar errores ni incoherencias científicas, porque los hay a patadas y ni se preocupan en ocultarlos, por lo que si sus gustos van por las series coherentes y con un desarrollo complejo y elaborado, ni se molesten en mirar Scorpion, porque el piloto les va a poner de los nervios y se van a creer que les están tomando el pelo.

En cambio si sus preferencias se encaminan a encontrar una serie que les ayude a pasar esos momentos cada vez mas raros de pasar un rato distraído en familia y echarse unas risas todos juntos, Scorpion puede cumplir ese cometido a la perfección ya que no pretende otra cosa que eso, y en mi opinión lo consigue.