“Por la raja de tu falda yo tuve un piñazo con un Seat Panda”.

Sergio Berrocal Jr. | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

 

Con un largo recorrido rebosante de títulos y de momentos estelares, la española Penélope Cruz hará escala en el mes de mayo en el Festival de Cine de Cannes (Francia). Largo, inmenso recorrido el suyo desde su primera aparición en el videoclip de la canción “La fuerza del destino” del grupo pop Mecano. Ese mismo año se estrenaba como actriz en el largometraje de Bigas Luna “Jamón jamón”, rodado en el desierto de los Monegros, Zaragoza. La película relata la historia de José Luis (Javier Barden),hijo de un acaudalado matrimonio propietario de una fábrica de ropa interior masculina donde trabaja Silvia (Penélope Cruz), su novia.Al término de su primer proyecto que le valió el León de plata en el Festival de Venecia, decide repetir experiencia, pero está vez bajo la batuta de Fernando Trueba. “Belle époque” está localizada en un pueblo de los años treinta, en vísperas de proclamarse la II República. Un joven soldado Fernando (Jorge Sanz) deserta del ejército.En su huida es acogido por Manolo, un artista, que vive aislado de la realidad que golpea a España y que le ofrece su ayuda, su casa y su amistad. La aparición de las cuatro preciosas hijas del artista hará que el joven desertor se embarque en una aventura en la que va seduciendo a una hermana tras otra. Nada más rodar “Belle Époque”, la actriz inició su carrera internacional en Italia, donde interpretó junto a Marco Leonardi “La rebelde” (1993), dirigida por Aurelio Grimaldi, y la producción de Dino de Laurentis “Per amore e sole per amore” (1993), a cargo de Giovanni Veronesse. Algunos años antes, a diez mil kilómetros allí, un compañero de la agencia Efe que algunas noches tecleaba versos de amor con toques venezolanos escribía una nota sobre el controversial filme del cineasta español Pedro Almodóvar que tenía por historia la de un joven trastornado que rapta a una ex estrella porno titulada Átame. Cuando Luis llego al despacho de aquel compañero, le preguntó:

“Que andas tecleando con tanto interés, ojo no vayas a exagerar la depêche” a lo cual este respondió… “No jodas gordo estoy tratando de escribir algo sobre tu novia y la raja de su falta jajaja, no de verdad no te enteraste que la chiquita esa que salía uno de los componentes del grupo Mecano, la Penélope tiene un proyecto para rodar con tu compatriota Fernandito Trueba es algo así como la Niña de tus Ojos creo … Parar que a esa la vemos en Hollywood en breve saliendo con cualquier estrellita de cine… jajaja lo más común es que tenga algún idilio con algún que otro compañero de reparto para escalar galones. Personalmente vaticino que la raja de su falda va a dar de que hablar, mientras que otras grandes como Victoria Abril la dejaran a la cuneta del olvido”.

Fue entre risas que Luis repico: “Déjate de vaticinio y pajas mentales que nos están esperando en el Palacio de la Alborada” Veinte tres años más tarde aquella pequeña nota titulada “La raja de tu falda” que por aquellos años fue recogida por varios medios de comunicación como una nota hilarante se convirtió en hechos reales cuando un periódico español título: “Ana de Armas, Penélope Cruz, Antonio Banderas y otros españoles que encontraron el amor en Hollywood” Hoy aquella protagonista de “Jamón Jamón” se merienda Hollywood bajo tales aires de grandeza que necesito acudir al director cubano Pavel Giroud para que este le instruyera de forma a poder hablar como las mujeres cubanas pues aquella chiquita que protagonizo la nota titulada “la raja de tu falda” estaba llamada a rodar una peliculita titulada “la Red Avispa”.

No obstante, el gran problema de “La red avispa”, es que es tan confusa que resulta francamente difícil no perderse entre toda la información de su director galo suministra tanto a través de esos diálogos como de repentinos montajes y voces en off que en nada ayuda a la película a alzarse hacia el estrellato de los thrillers de novela negra.

Recuerdo que de pequeño un periodista argentino afincado en Cuba que era el decano por excelencia de los periodistas en la isla decía: “Cuando el Diario Granma dice que algo va bien, es porque definitivamente está mal”. Recordando aquella nota me pregunto ¿dónde estará aquel tecleador de versos? Pues la última vez que se supo del estaba en República dominicana en compañía de un buen ron celebrando talvez su vaticinio. Mientras tanto un 9 de febrero de 2010, aquel decano en periodismo que tenía por costumbre leer el diario Granma para descubría claves que nadie más sabía ver y de quien se decía que solía tener al comandante estudiando hasta la última coma de sus notas bien a pesar de conocerlo a la perfección y anticiparse a cualquier de sus movimientos. No se podía mover una pluma sin pasar por Alfredo Muñoz Unsain pues su desprecio por el periodismo poco riguroso era bien conocido y a pesar de ello se apagó dejando el arte de la escritura huérfana sin ningún punto ni coma.

No obstante, sigo leyendo las críticas de aquella peliculita de espía y recuerdo como aquel periodista termino su nota: “Por la raja de tu falda yo tuve un piñazo con un Seat Panda”.