El «aviador » que llegó a escultor

César González | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Erase una vez en un lugar de la Mancha…, perdon queria decir , erase un avez en un aeropuerto Europeo, un hombre, ni mas guapo , ni mas feo que el comun de los mortales. Salvedad echa de ese  constato, el tio tenia alguna que otra cualidad y muchos defectos. Los defectos habian sido, si bien no completamente pulidos prr los anos, por lo menos suavizados o mas bien diriamos controlados, si aceptamos que alguien pueda controlar sus defectos . Bien sabido es el dicho frances «  Chassez le naturel et il revient au galop » Que podriamos traducir malamente en lengua hispanica . Aunque la mona se vista de seda mona se queda, o tambien por aunque tapes la mierda, siempre olera. Bueno fuera disgresiones mas o menos filosoficas de tiendas baratas El Hombre tenia un trabajo duro, dirigir equipos que trataban el funcionamiento , yo mas bien diria los disfuncionamiento de una o varias cias aereas . La triste realidad del ser humano, con su panda de ineptos, envidiosos e invidiosas, hicieron que a fuerza de « matar » ineptos y otras variedades, lograse formar un equipo mas o menos correcto y fiable.  El tratamiento de esta jauria de profesionales hacia los pasajeros fue siempre Un sujeto de estudio a posteriori. Casos de tebeo, casos de conciencia, casos de humanidad, casos… Ademas de ello el pobre hombre tenia que aguantar a sus jerarquias, o mas bien a sus jerarquias sucesivas . Uno llegaba y pretendia saberlo todo, otro llegaba y te daba las riendas, otro se esfumaba y como si no esistiese, estaba de paso. Si a eso les anadimos el trato con las tripulaciones de los aviones,  engreidos ellos por los galones, despectivos porque creyendose en el ejercito mandaban y  el pobre hombre no deberia tener otra solucion que obedecer. A fuerza de tratarlos, el pobre hombre, a partir de ahora le nombraremos « EL », sera mas facil, comprendio y asimilo su funcionamiento, a veces chocando y a veces adaptandose. Todo un aprendizaje . Si cuento todo esto es para situar a « EL ».  Pienso los anos pasando,  que su saber tenia mas sicologia adaptativa, que todas las que podrian ensenarse en la mejor Universidad. Despues de esta aclaracion sicologica…, vuelvo a los anos pasando le dieron una compresion del triste ser humano. Hombre haberlos hay, anormales. Preciso anormales por que son pocos, el sentido de « normal » viene dado por la mayoria.  Decia yo por lo tanto , anormales ya que la mayoria presentaban un cuadro siquiatritico de armas tomar. Habialos  timidos, habialos estetas, habialos agresivos, habialos estravertidos, habialos intravertido, en claro, habialos… Los anos pasando « EL » , se preguntaba como podria, no explicar lo que habia vivido, imposible, seria un novelon de muchas paginas y quizas incomprensibles para una mayoria de gente que pasaban de casi todo fuera de su propia persona. No  es que fueran mas o menos  inteligentes que los otros, pero su handicap, era de creerse superiores y ademas egocentricos, esa palabra quiere decir todo centrado en ti mismo, lo aclaro por si alguien quiere saberlo sin mirar al diccionario. Lo que seria la pena es que tanta experiencia acumulada con los anos, no pudiese y digo bien en condicional, pudiese servirle a alguien, no ya como aprendizaje, si no como lectura anecdotica. Bueno sigo con el cuento como decía mi abuela La Escritura, en el caso hipotético que supiese escribir, plasmaria todas las facetas de su experiencia, pero seria largo, muy largo y es posible que el hipotetico lector abandonase en el medio del camino una tan ardua tarea. La Pintura, pues lo tendrian claro. Por pintar, ni garabatos. Sus nociones y practicas picturales se limitaban a monigotes y representacion de conos y pollas, un verdadero artista de los servicios urinarios. La Poesia, aparte de unos versos de Ovidio, en su epoca de estudiante…La Fotografia, menos mal que existian las cajitas Kodac, por que si no, no tendria ni una foto. No quedaba mas que la Escultura. Macho y eso de que iba ?. Museos habia  visitado, pero ni se imaginaba como podria hacer « algo »que fuese no solamente visible,si no que reflejase un poco de su vida Finalmente se dijo, y porque no ? , y tomo dos anitos de cursos, para saber como se manoseba la arcilla y como modelarla.  Su profe un aguerrido escultor, pero como casi todos, se moria de hambre y luchaba para llegar a fin de mes.

Inciso que los chorizos de lomo iberico, que « EL », le traia de vez en cuando  alegraban sus comidas.  El caso es que, aprendio a modificar volumenes, a torcer esa arcilla, para que expresase su sentimiento del momento y a veces tambien, ese cable que se le soltaba de vez en cuando y que los doctos llaman locura, pero que la gente sensata, llama escapatoria . Bueno ya me he salido del cuento otra vez . A fuerza de arcillas hechas y desechas a fuerza de perseverancia y animos, logro hacer,  yo mas bien diria a parir, alguna que otra cosa, que en su momento dado, reflejaban su estado de animo, sus remordimientos, sus deseos. Apaciguado consigo mismo, cuando acababa una pieza, sentia un vacio y una plenitud, la de haberlo hecho. El futuro dirá, si alguien, por casualidad se encuentra con algunas de esas piezas, si tenia razon y ella expresaban ese vivir, o bien pasarian delante sis mirarlas. Con que hubiese uno solo de los primeros, se conformaba. Y como decía mi abuela. Colorin, colorado en cuento se ha acabado.