Cuba: Crisis diplomática con Bolivia despierta al fantasma del aislamiento

Manuel Juan Somoza

La Habana

La crisis diplomática entre Bolivia y Cuba, disparada luego de que La Paz suspendiera sus relaciones con La Habana, ha despertado al fantasma del aislamiento de América Latina que sufrió el país caribeño entre las décadas de los años 60 y 70 del siglo pasado. Bolivia anunció la suspensión de relaciones diplomáticas el viernes pasado y en la noche del sábado Cuba respondió que el “gobierno de facto de ese país” actúa en sintonía con la política de Estados Unidos en América Latina, en una práctica muy similar a la de hace casi 60 años, en plena Guerra Fría.

“Desde el mismo inicio del golpe, funcionarios del gobierno norteamericano aplicaron presiones en Bolivia para imponer el deterioro de las relaciones con Cuba, perseguir a los medico cubanos, acosar a los diplomáticos y abortar la cooperación médica en beneficio del pueblo boliviano”, dijo la cancillería local en un pronunciamiento de más de mil 500 palabras. “Cuba rechaza las infundadas declaraciones del gobierno de facto”, agregó la cancillería después de que el ministro boliviano Yerko Núñez informara que la ruptura “obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller cubano y la permanente hostilidad y constantes desagravios de Cuba contra el gobierno y su proceso democrático”.La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, había acusado a La Habana de quedarse con 80 por ciento de los pagos por los servicios médicos que los cubanos prestaron a su país durante el mandato de Evo Morales, lo que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, calificó de “vulgares mentiras” y “servilismo a EU”.

Los médicos

Por primera vez en una década, el gobierno cubano reveló que “desde 2006 hasta 2012, asumió todos los gastos de la cooperación con Bolivia por valor de más de 200 millones de dólares anuales” y agregó que después “el dinero devengado no se transfirió nunca a Cuba y se utilizaba para cubrir los gastos de la colaboración en ese país”. Los cubanos denunciaron además que  “el 15 de noviembre de 2019, la Clínica del Colaborador, propiedad de la República de Cuba en La Paz, fue allanada violentamente por las autoridades policiales, sin orden judicial. Como resultado, se sustrajeron equipos, materiales y otros bienes de esa instalación y hasta hoy se ha impedido al personal de la Embajada de Cuba el acceso a esta propiedad del Estado cubano”.

EU acusa a la isla de ser “sostén del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela” y como pate de sus sanciones casi semanales ha pedido a 65 gobiernos del planeta que suspendan la asistencia médica cubana. La Habana presta ayuda gratuita a países de bajos ingresos como Haití y cobra a otros, lo que equivale a una importante fuente de ingresos, en momentos de una aguda falta de moneda fuerte. Del año pasado a hoy, Brasil, Ecuador y Bolivia han suspendido esos convenios.

El contexto

La suspensión por Bolivia de sus relaciones con Cuba sigue a la ruptura con Venezuela en noviembre pasado; a los encontronazos sistemáticos con México, por dar asilo a funcionarios del depuesto gobierno y calificar de golpista a la señora Áñez; y con Argentina, desde donde Evo Morales dirige a su Movimiento al Socialismo con vista a las próximas elecciones.

Los gobiernos de derecha de Colombia y Brasil también sostienen un duro enfrentamiento retórico con Cuba, pero mantienen sus relaciones diplomáticas, al igual que Chile. Tras el triunfo de la revolución en 1959, EU logró que la mayoría de los países de América Latina rompieran relaciones con la isla hasta que en el decenio de los años 70 Cuba comenzó a recomponer sus vínculos con la región. Con Bolivia lo hizo en 1980.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?