Necrológica Cubana
image_pdfimage_print

Entre mis papeles acabo de encontrar uno que tiene seis líneas pero que es demoledor: “Estimado D. Sergio. Le escribo para comunicarle que no vamos a editar su libro “Otro güisqui con cine”. Consideramos contraria a nuestros principios editoriales y morales la publicación de un autor y defensor de la dictadura comunista de la familia Castro, que encarcela a los disidentes y prohíbe la libertad de expresión”.Lo firma un tal Pedro F. que supongo director de la editorial Áltera-Madrid, que es la empresa de que se trata. Tiene fecha del 16 de julio de 2007 a las 11:20:05.Este pedazo de obra maestra fue escrito hace ya catorce años. Supongo que esa exclusión se debía a una carta que yo había firmado por aquel entonces para que el Presidente George Bush, de triste memoria, dejase en paz a Cuba. Fuimos muchísimos los escritores que pusimos nuestras firmas en un intento un poco infantil de asustar a Busch. Pero bueno…La editorial había leído una notita de Granma pero con título aparente diciendo: “Sergio Berrocal ayuda a Cuba”. Como si yo hubiese tenido el poder de echarle una mano a mis amigos cubanos. Y rápidamente me estampillaron.Finalmente, el libro vetado por “castrismo agudo” y en el cual no hay la menor frase que pueda interpretarse en ese sentido, fue publicado en París, aunque confieso que no hubo altercados en las librerías para comprarlo.

Descanse en paz.