Cuba y el torturado

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

La Habana

El hombre blanco, alto y fornido, sin camisa, espera que sus custodios salgan de la oficina donde lo retienen, se yergue, se concentra y de pronto golpea varias veces con su cabeza la mesa que está frente a él para luego, de un manotazo, lanzarla contra la pared. Irrumpen de nuevo los custodios y el hombre grita, casi entre sollozos, que otro uniformado lo ha golpeado.La escena, propia de un filme de acción, fue captada por una cámara oculta en la estación de policía en la que retuvieron el 1 de octubre pasado al hombre blanco, alto y fornido, José Daniel Ferrer; las imágenes son parte de un reportaje transmitido el miércoles 27 de noviembre en el espacio estelar nocturno del telediario cubano y se encuentran en YouTube. El hombre fornido se autoproclama líder de la “Unión Patriótica de Cuba”, un “grupito contrarrevolucionario”, en el decir de las autoridades cubanas; “la más importante y activa organización opositora”, considera Washington, que ha lanzado a favor de su excarcelación una amplia campaña propagandística, de esas que los estadounidenses saben montar.

La tv estatal reprodujo igualmente imágenes de su detención en Santiago de Cuba (este) por denuncias de otro compatriota, que lo acusa de secuestro y de haberle propinado una golpiza. Ferrer está preso en espera de juicio.El reportaje incluyó las declaraciones del denunciante, Sergio García, otro opositor, quien en las redes sociales aseguró que fue secuestrado por Ferrer y tres individuos toda una noche y recibió una golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario.

Fueron transmitidas además vitas de Ferrer en Miami, la llamada capital del exilio cubano en EU, mostrando a televisoras de ese país un fusil automático de asalto y haciendo declaraciones en las que dice ser financiado en sus actividades opositoras en la isla por la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA). Ohhhh… otra vez la FNCA y sus millonarios presupuestos para “ayudar a los luchadores por la libertad” de Cuba, la misma organización “sin fines de lucro”, que entre los años 80 y 90 del siglo pasado estuvo vinculada a varios planes de atentado a Fidel Castro (1926-2016).

Ante un público boquiabierto, no solo por las imágenes sino por la altura moral de los disidentes que desfilaron por la pantalla chica denunciando a su compañero, el telediario cubano también captó con cámara oculta una visita realizada a la residencia de Ferrer este mes por la encargada de negocios de la embajada de EU en La Habana, Mara Tekach. Con posterioridad, la esposa del detenido denunció las presuntas torturas y el evidente “deterioro de la salud”, del hombre que sigue siendo alto, blanco y fornido.

Las referencias a la diplomática estadunidense agudizaron la batalla retórica que libran Washington y La Habana desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump. “El régimen [cubano] ha lanzado estas acusaciones infundadas contra ella [Tekach] en un intento de distraer a la comunidad internacional de su trato al pueblo cubano, especialmente la detención arbitraria en curso del disidente José Daniel Ferrer”, aseguó el Departamento de Estado. En consecuencia, como se diría en términos beisboleros, la bola pica y se extiende. Es de esperar un nuevo episodio televisivo en Cuba, en Estados Unidos o quién sabe, quizá hasta en España. El Parlamento Europeo solicitó el 28 de noviembre su “inmediata liberación”.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?