Pasos de gigantes

José Dos Santos | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Y no es el estándar de John Coltrane de igual nombre que inspira esta nota, aunque no dudo que el gran saxofonista se sentiría muy complacido por el nivel de la convocatoria alcanzado por la Vigésimo Segunda ronda anual de los Concursos JoJazz cubanos. Aún sin cerrar las inscripciones, una rápida mirada a los que ya están inscritos en la nueva edición, a celebrarse los venideros 21 al 24 de este mes, reflejan cifras impensables cuando esta aventura de estímulo y reconocimiento a las jóvenes generaciones de músicos, comenzó su andar por el ya lejano 1998, del que fui privilegiado miembro de un jurado de lujo. Porque estar comandado por el venerable Frank Emilio Flynn y rodeado de otros maestros como Bobby Carcassés, César López y Alfred Thompson resultó honor adicional a representar al periodismo especializado en ese riguroso panel inaugural en La Zorra y El Cuervo. Fui testigo del nacimiento de algo que devino movimiento artístico gracias a la tenacidad de su fundador, Alexis Vázquez, y de las estructuras que lo asumieron en el Instituto Nacional de la Música, el cual es representado desde hace unos años por el Centro Nacional de la Música Popular, que preside Víctor Rodríguez. Antes estuvo en manos del Centro similar de Música de Concierto, en época de Roberto Chorens.

En total hay unos 350 músicos implicados en esta edición, sin contar a un jurado de integración muy dinámica porque responde a los tiempos libres de compromisos de una concurrida lista de reconocidos cultores del género, interesados en respaldar con su presencia y criterios el impulso que da este certamen a los novicios en la materia.Uno de ellos, el saxofonista Carlos Miyares, entrevistado esta mañana en la televisión, confesaba de hecho que en ese entorno de bisoños músicos ha encontrado figuras con grandes perspectivas que luego ha incorporado a sus propias formaciones. Una gran categoría es la de Interpretación, con tres modalidades: Solistas Menores (de 16 a 21 años) y Mayores (de 22 a 35 años); Pequeño Formato y Gran Formato, En esta ocasión habrá, hasta el momento seis “big bands” en competencia, una cifra que sorprende incluso a una veterana de estas lides, la musicóloga Gloria Ochoa, otra de las grandes inspiradoras del movimiento juvenil del jazz en Cuba.

Otra categoría estará dedicada a la Composición, en la que aparecen aspirantes de diferentes provincias del país y que muestra la creciente madurez de los participantes en JoJazz, que va más allá de sus interpretaciones improvisadas.Es de resaltar el crecimiento de asistentes de otras provincias a este certamen juvenil, más aún teniendo presente las dificultades económico-materiales que afronta el país de forma coyuntural. Sin contar la capital del país, La Habana, Holguín , Santiago de Cuba , Pinar del Río  y Camagüey encabezan la relación de concursantes, provincias seguidas por Villa Clara  y Las Tunas .Sin poder asegurarlo por falta de detalles de sus antecedentes, creo que nunca antes se había logrado semejante asistencia a un JoJazz; el cual, de sencilla iniciativa de entusiastas, ha devenido en torrente encauzador de las inquietudes creativas de nuevas generaciones de músicos, esos que dan pasos de gigante hacia un luminoso futuro del jazz cubano.

× ¿Cómo puedo ayudarte?