Caronte llama al telefono

Mª Victoria Páez Rodriguez | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

 

 

 

 

 

 

 

 

  • “ Buenos días doctor”
  • “ Buenos días” ¿ qué le ocurre?
  • Nada, sinceramente ,nada. Esta mañana lo llamarán en mi nombre: quiero que esté avisado. No será fácil. Es su día….los estaré esperando

Raul colgó intrigado. Acababa de comenzar su turno de guardia y aquel tipo le había puesto la piel de gallina. No sabía quién era, ni la llamada había pasado por la operadora. Cerró los ojos : otra historia más de la Coordinación de Urgencias, tantas y tantas por contar, ¡ si pudiera escribir un libro!, pero el secreto profesional le obligaba a callar.

La mañana arrancó como cualquier otra: centralitas desbordadas, operadoras levantando la mano, dolor de oído de tanto contestar al teléfono.

  • Mire usted, mi hijo no respira
  • ¿ Cómo dice señora?
  • Si, que mi hijo no respira. Se levanto y se desplomó, dice que se ahoga. Yo lo veo raro.
  • Señora, ¿puedo hablar con su hijo?
  • ¡ Niño! ¡ Este hombre quiere hablar contigo!

Una llamada más entre cientos, una conversación más entre decenas. Por fin : las nueve de la noche.

Vuelve a sonar el teléfono:

  • ¿ Qué tal doctor?
  • ¿ Quién es?
  • Pues el mismo que esta mañana
  • Usted hizo su trabajo y yo el mío
  • ¿ Pero quién es usted?
  • ¿ Todavía no me reconoció?…. Caronte de la Barca, número de Seguridad Social 00/666/666
  • ¿ Dónde se encuentra?¿ a lo mejor está usted algo desorientado?
  • ¿ Desorientado yo?¡ Desorientado usted! ¡ No se dio cuenta de nada!¡ Ahhhhh! ¡Mañana saldrá en el periódico!
  • Usted no se encuentra bien, déjeme que el envíe un equipo medico, y después hablamos
  • Jajajaja…..¿ un médico a mí? No cuelgue doctor, quieren saludarlo
  • Doctor – habló una voz asustada- Voy con este señor en una barca. No se quién es; lo último que recuerdo es que no podía respirar y que hablé con usted. Ahora estoy aquí ¿ este señor es medico?¿ Doctor?¿ Doctor?

                                              ……………………………….

La Central de Urgencias y Emergencias de Andalucía, recibe , una media diaria de 7000 llamadas, de mayor o menor gravedad. Todas ellas pasan por manos de teleoperadores, que, a su vez, desvían ale médico coordinador de guardia.

Todos ellos, sin excepción, están expuestos a la sobrecarga asistencial y a la falta de medios; cualquier pequeño lapsus lleva a una tragedia.

Nadie, absolutamente nadie, sabe lo que es estar en la piel de una persona que debe hacer un diagnóstico en cinco minutos.

¡ Dichosos aquellos que no tienen esa responsabilidad!

¡ Dichosos aquellos qué llegan a comprenderla!

No hay sueldo que pague la responsabilidad sobre una vida, ni la posibilidad de cogerle el teléfono a la muerte.

¡ DIOS NOS AMPARE! ¡ NOS VENDIMOS AL DIABLE EN EL MOMENTO EN QUE DECIDIMOS SER MÉDICOS!

× ¿Cómo puedo ayudarte?