Olivier Assayas filmó avispas en La Habana

Mauricio Escuela | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

La película “The Wasp Network” del director de cine francés Olivier Assayas tuvo una acogida desigual entre la crítica y ha recibido malos tratos de partes de publicaciones tan serias como The Guardian. En Cuba no hemos tenido acceso masivo a la cinta y en lo personal sé que pasará lo menos un año antes que pueda tenerla disponible en los archivos de mi laptop, única manera en que, en mi aislamiento en el interior del país, puedo visionar los estrenos que en la capital exponen las salas de cine. Sé que se trata de juicios obsedidos por las posturas de la guerra fría, que atraviesa ahora una segunda versión, con el resurgir de las tensiones entre oriente y occidente, una pelea en la que Cuba vuelve a estar en medio, por su posición geográfica. Pero por otro lado me entra la inquietud de cuán bien o mal abordado fue el conflicto de estos últimos soldados de la primera guerra fría, los 14 hombres de la Red Avispa destinados en las entrañas de Norteamérica. El cine occidental gusta de fórmulas que se acercan al género de aventuras, el thriller y el romance, y prefiere sacrificar una postura histórica coherente a esos dioses del mercado, de manera que he visto fracasar más de una gran producción por la tozudez de los guionistas, que no quieren arriesgar sus formatos. Quienes se oponen de manera flagrante a la cinta se sitúan en ese grupo extremista de críticos del sistema cubano, esos que ven cualquier cosa que salga del país caribeño como una amenaza que debe ser eliminada. Los que, sin conocer la cinta, señalamos quizás las falencias de un tratamiento mercantil, quisiéramos que la película llenara los vacíos en el conocimiento de una historia que tiene todos los ingredientes de la fascinación, sin que haya que recurrir a invenciones propias de los géneros tradicionales. Es duro escribir sobre algo que no conocemos, porque no hemos visto, pero décadas de consumo de cine norteamericano me enseñan que en occidente se suele fallar por las mismas causas.

La Red Avispa era un grupo de espionaje que se infiltró en organizaciones derechistas del sur de la Florida, las cuales tienen un prontuario de acciones bélicas contra la isla. El detonador de la trama fue el derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate, una flotilla que en la década del 90 se habituó a violar los cielos cubanos mediante vuelos rasantes sobre La Habana, una acción que cualquier gobierno soberano no toleraría. Más allá de si los espías cubanos tuvieron o no culpa en el incidente (la decisión del derribo no era de ellos), los extremistas cubanoamericanos se lanzaron a una feroz campaña que derivó en varias cadenas perpetuas para cinco de esos agentes. El capítulo se cerraría muchos años después, con la devolución de los mismos a Cuba, luego de constantes reclamaciones de parte de La Habana y el deshielo en las relaciones con Estados Unidos.

Ahora viene la película y muchos quisiéramos tener, de forma resumida y atractiva, toda la trama, sin embargo intuyo que pudiera tratarse de una entrega más del cine occidental, cargada de carreritas, suspenses, besos apasionados y muy poca historia en concreto. La presencia de la sex symbol Penélope Cruz confirma el uso de ciertas fórmulas que ya nada dicen y que intuyo entre los rafagazos de la crítica. De hecho, casi toda la promoción en redes de la cinta se ha basado en las declaraciones de esta actriz durante el rodaje en La Habana, donde según ella no sintió libertad para hablar.

Cuba es siempre un picante político que el mercadeo saborea y por supuesto que este film sobre espías despertó la cotilla mediática acerca del eterno tema de si en la isla se vive o no una democracia, cosa que intuyo forma parte del dinero que quieren recaudar como parte de la inversión. Penélope encarna a la esposa de uno de los agentes y aunque es cierto que estas son bellísimas (lo fueron más en los 90, cuando jóvenes), no alcanzan el modelaje casi plástico de la estrella de cine.

Todos los países espían, de manera que el “crimen” que se le achaca al director de la cinta (abordaje de una trama desde un punto de vista constructivo) no tiene sentido. Los extremistas querían otro juicio, con condenas mayores quizás, pero los amantes de la historia necesitábamos una cinta que nos sirviera como rosa de los vientos, a la hora de evaluar un episodio que marcó nuestras vidas, como pasajeros de las primeras décadas del siglo XXI.

Una cosa sí es cierta, el cine cubano actual de corte épico es bastante malo, aún están frescas en mi mente las películas hechas sobre las guerras africanas que libró la isla, en especial “Cangamba” y solo me queda el mal sabor de un material que, a la vez que quería exaltar al paroxismo aquella gesta, intentaba echar mano a las fórmulas occidentales,  buscando el favor del público más joven. Quizás se decidió que un director de brillante carrera era mejor para el abordaje de un tema tan escabroso como la Red Avispa, aunque no sé si se haya apostado demasiado en ello. La más reciente entrega de Olivier Assayas se llevó al Festival de Venecia, donde según un consenso bastante amplio de la crítica, fue una decepción fílmica.

Estuve cerca de dos de aquellos agentes, que hoy ocupan cargos en la isla, y a Fernando González le di la mano más de una vez en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos que él dirige. Sé que es cursi decirlo, pero me pareció una excelente persona al menos en una primera impresión superficial. Fue como tocar la historia y eso compensa las carencias del mal cine y la épica. ¿Será suficiente eso cuando vea “The Wasp Network” para decidir si se corresponde la ficción con la realidad?, a quienes hicimos periodismo en las primeras décadas de este siglo, los Cinco nos marcaron cada día, por lo que sentimos hasta cierto parentesco con el tema. Todo juicio que yo emita sufrirá de una apasionada visión personal, que le pedirá a la cinta mucho más de lo que pueda darme, pero tengo claro que las carreritas, los tiros, los romances baratos y manidos del cine occidental no llenarán ya nada ni en mí ni en muchos.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?