Moon y otras yerbas

(Recuerdos del año 2000 de José Dos Santos) | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Una de las sectas religiosas más terrenales del mundo de hoy, para muchos con designios y métodos tenebrosos, acaba de expandir sus tentáculos comunicacionales al adquirir la quebrantada UPI, una sombra de lo que fue una de las agencias noticiosas de más amplia cobertura mundial hasta la década del 80.Aunque a la United Press International se le sigue diciendo estadounidense, en los últimos años estuvo en manos del empresario mexicano Mario Vázquez Raña, luego perteneció a un grupo de Arabia Saudita (Middle East Broadcasting) y ahora forma parte del News World Communications, controlado por la Iglesia de la Unificación, del coreano Dong Moon. Esta corporación es propietaria del ultraconservador diario The Washington Times -el calificativo es de la agencia EFE- y posee varios periódicos en español. Entre ellos destaca el semanario Tiempos del Mundo, con sede principal en Buenos Aires y ediciones en otros países latinoamericanos y Estados Unidos. Los nuevos dueños planean hacer de la UPI, indicó un cable de NOTIMEX, “un proyecto independiente de recolección de información, al tiempo que mejora sus operaciones de distribución”.Resulta obvio que la inversión para husmear bajo el manto de trabajo periodístico tendrá como telón de fondo de su presunta profesionalidad los 10 premios Pulitzer alcanzados por esa entidad en sus mejores tiempos.Hoy no cuenta con servicios tradicionales, como el español, y sólo dispone de un centenar de reporteros, concentrados en las sedes de Washington y Londres. El pasado año vendió su servicio de informaciones para radio a la agencia Associated Press. La venta de esta empresa ya produjo la primera noticia: Helen Thoman, de 79 años y decana de los corresponsales en la Casa Blanca, renunció a continuar siendo reportera de la UPI porque no deseaba seguir con los nuevos propietarios.

Otras yerbas

Mientras era digerido en el mundo periodístico la nueva adquisición del reverendo Moon, se reportaba un reportero palestino de la agencia DPA herido en los enfrentamientos en Cisjordania y el paro laboral de una hora realizada por periodistas marroquies en protesta por la inhabilitación decretada por tribunales contra dos colegas.En Hannover, Alemania, los organizadores de la EXPO 2000 esperaban unos 10 mil reporteros para la venidera Feria Mundial, el día 10 muchos periódicos germanos salieron con ediciones reducidas debido a una huelga en demanda de mejoras salariales que realizaron los trabajadores de la prensa.El sindicato IG Medien, con 200 mil afiliados, reclama aumentos de 5,5 por ciento en los salarios y mejoras en el sistema de jubilación anticipada, medida que aplican los empresarios para enmascarar el desempleo que generan sus medidas de recortes.También en estos días cumplía un siglo uno de los diarios conservadores por excelencia en Latinoamérica, el chileno El Mercurio, propiedad de la familia Edwards. Un despacho de Notimex reproduce un fragmento del primer editorial del periódico del 1 de junio de 1900: “El decano de la prensa de Chile no puede afiliarse entre los elementos de ajitación (sic) que propenden a exaltar las pasiones…” A continuación indica que el período de gobierno de Salvador Allende fue calificado por El Mercurio como “mil días de dificultades”, que finalizaron con “el nuevo gobierno de las Fuerzas Armadas”.A poco más de 17 años de los trágicos momentos vividos por el pueblo chileno, lo menos que puedo hacer es negarme a felicitar a ese centenario recalcitrante de la prensa latinoamericana.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?