O´FARRILL  rompiendo el bloqueo

Rafael Lam | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

Este fin de semana, mientras el presidente de los EE.UU. andaba por Japón y, mientras se arrecia el bloqueo a Cuba, siempre hay aristas y gente amiga (casi hermanos) que insisten en atenuaren lo que pueden ese bloqueo. En esta ocasión Arturo O´Farrill, hijo de Chico O´Farrill, trompetista,  gran orquestador, compositor y director de orquesta, estuvo en el teatro Bertolt Brecht y en la Sala White de Matanzas con una orquesta de estudiantes de diversas escuelas de Nueva York. Los jóvenes, muchos de ellos vinieron acompañados y apoyados con sus propios padres y familiares, para comprobar in sito que en Cuba hay clima para el arte, la cultura y la amistad.

 

Hablo en el ensayo con Arturo, muy atento y amable me dice: “Estoy a tu orden”.

-¿Arturo, tenemos el privilegio de estar juntos en el 2001, en el estreno del documental Calle 54, en el cine Birdland, en el no. 315 de la 44, en Manhattan, ocasión en que Chico también estaba presente en el estreno del documental de Fernando Trueba?

-Efectivamente, posiblemente fue la última presentación de mi padre en público.

-¿Veo que estás haciendo todo lo que puedes por unir a los dos pueblos en la hermandad de la música?

-En definitiva, muchos de los que ahora son estadounidense, también tienen sangre cubana. Mira, mi hijo (nieto de Chico), es percusionista y director de orquesta y tiene sangre cubana a través de su abuelo y, siente no solo la sangre, sino el espíritu de la música cubana, ya lo estás viendo con tus propios ojos. Mi hijo vino por primera vez a Cuba hace años, quedó estupefacto con Cuba, se hizo adicto a los ritmos nacionales y, dice que esta es la isla más musical que haya conocido que esta es una verdadera meca de la música de todo el continente.

-¿He observado con mis propios oídos que tocan la sabrosura cubana, cosas de Ignacio Piñeiro, del danzón Almendre de Abelardito Valdés?

-Eso no es nada, el domingo tenemos planeado tocar junto a Los Muñequitos de Matanzas, pura rumba cubana.

-¿En casi todos los Festivales Internacional de Jazz Plaza siempre estás con  propuestas muy  apreciables?

-El Festival Internacional de Jazz Plaza es uno de los más calificados del mundo, además de que aquí está los ritmos que alimental y enriquecen al jazz latino (cubano).

-¿Hablemos un  poco de tu padre?

-Mi padre fue fundador del grupo Los Beboppers, primer grupo de Bop cubano. Trabajó con músicos del calibre de Dizzy Gillespie, Quincy Jones, Charlie Parker, Frank Sinatra, Benny Goodman, La Lupe, Count Basie, Gato Barbieri, entre otros muchos.

-¿Era un músico del cabaret?

-En aquellos lejanos tiempos, antes de 1959, el cabaret estaba muy apoyado por los casinos de juego, el cabaret es parte de la vida nocturna, de la alta cultura cubana ¡Mucho respeto! En 1943 trabajó en el cabaret Montmartre con la orquesta del pianista y compositor René Touzet, y posteriormente con la orquesta Bellamar, dirigida por Armando Romeu, e integrada, entre otros, por Luis y Pucho Escalante, Gustavo Mas y Mario Romeu. Integra la orquesta del cabaret Tropicana. También hizo orquestaciones para la Orquesta Riverside, el pianista y compositor Ignacio Villa (Bola de Nieve) y para el cuarteto D’Aida, la Egrem está vendiendo un disco grande de Las D´Aida con  la dirección de mi padre.

-¿En qué momento Chico trabaja junto a Frank Sinatra?

– En 1955, después de una breve estancia en La Habana, se instaló en México, donde dirigió la orquesta que acompañó a los cantantes Andy Rusell, Chris Conor, Johnny Mathis, Emilia Conde y Frank Sinatra.

-¿Otro gran momento de Chico en la década de 1950 con sus orquestaciones?

En esa etapa fue orquestador de las bandas de Benny Goodman, Machito and his Afro-Cubans —con la que graba en 1950 su The Afro-Cuban Jazz Suite I, en la que actuaron como solistas Charlie Parker, Flip Phillips y Buddy Rich—, Dizzy Gillespie, Clark Terry, Mario Bauzá, Art Farmer, Wynton Marsalis, Stan Kenton, Carl Tjader, Clark Terry, Count Basie, Guadalupe Victoria Yolí (La Lupe), Gato Barbieri, Ringo Star y David Bowie. Fue director de la orquesta de Aldemaro Romero. Incursionó en el rock con David Bowie. En 1965 regresó a Nueva York. Grabó con Frank Dávila, Harry Edison, Roy Eldridge, Al Porcino, Bobby Woodlen, Al Stewart, Nick Travis, Charlie Parker, Charlie Kennedy, Sol Rabinowitz, Pete Mondillo, Ralph Burns, Roberto Rodríguez, Ray Brown, Don Bagley, Billy Bauer, Buddy Rich y Don Lamond, y fue arreglista de la orquesta de Benny Goodman, para quien compuso Undercurrent Blues; con Goodman en Los Ángeles, California, conoció al compositor ruso Igor Stravinsky, una de sus mayores influencias.

-¿Mencione algunos de los orquestadores más renombrados del jazz, además de su padre?

Además de Chico: Gil Evand, Duke Ellington, Thad Jones, Oliver Nelson, Nelson Riddle, Ray Santos, René Hernández de Cuba.

¿Mencione algunas de la sobras cumbres de Chico?

– Cuban Fantasy (Stan Kenton la grabó como Cuban Episode), The Afro-Cuban Jazz Suite I, 1950; Sinfonía núm. 1, Winds Quintette y Saxophone Quartet, 1948, Second Afro-Cuban Jazz Suite, 1952, Tres danzas cubanas, 1952-1956, The Bass Family, 1959, Gone City, Oro, incienso y mirra, 1975, Trumpet Fantasy, 1995, Clarinet Fantasy, 1997, Aztec Suite, Carambola, Chico’s chachachá, Manteca suite.

-¿Esta visita suya ahora está orientada contra el bloqueo?

Claro.

× ¿Cómo puedo ayudarte?