image_pdfimage_print

Cuba, al fin una buena noticia

Manolo Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr. La Habana Aplicar un aumento de salarios –en ocasiones hasta casi cuatro veces más de lo que se percibe hoy-, sin elevar precios en el mercado minorista, es buena nueva en cualquier parte,

Ay, mi Coppelia

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr No acuso a nadie porque no sé, pero el caso es que me están jodiendo mi Habana. Acabo de ver fotos de la nuevo Coppelia y se parece a un parque de atracciones

Los ojos del padre

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Los ojos del padre miran descarriados hacia un lado, como si quisiera ocultar la vergüenza de no poder sonreír al niño, su hijo, que está a su lado y lo mira sin comprender.

Teleguerra de religiones

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr Percibo una guerra de religiones en las televisiones europeas entre dos mundos tan distintos como Estados Unidos y Turquía, amigos y enemigos de siempre que ahora se enfrentan, en lo más profundo, en

¿Pa qué sirve escribir?

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr Un viejo requeteviejo criado en escuela de pago pero que ya tiene hasta fecha para el entierro, me preguntó el otro día con la inteligencia propia de los cretinos mal criados que por

Ella

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr Se echó abajo de la cama, una enorme construcción toda blanca que le hubiese encantado seguramente a Proust, en aquella playa en la que seguramente alguna vez estuvo, o metido en la espesa

Leer

Por Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Estoy como paralizado en el sofá granate. El vientre impide que me mueva. Los pies no obedecen. Todo mi ser está sometido a una paralización que no deja libre más que las

Puedo Prometer y Prometo

Sergio Berrocal Jr | Maqueta Sergio Berrocal Jr Existen grandes personas con ideales y otras con misiones determinadas en la tierra. Existen o existieron talantes que pasaron por nuestras vidas como tal fue aquel hombrecito de traje y corbata que

Jesús y los periodistas

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. Es espantoso pero nos acostumbramos a todo incluso al horror, a lo que creíamos que nunca ocurriría, que podríamos evitar o que era demasiado espantoso para que ocurriese. Pero la información es como

Comerte los labios

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Jr. No era la primera vez que ella le plantaba los labios jugosos en los suyos a través del teléfono. Lo dejó casi enajenado.  Hacía tiempo que no podían verse y solo se comunicaban por

La taza vacía

Sergio Berrocal | Maqueta Sergio Berrocal Llevó veintidós años y tres meses tratando de llenar una taza algo cascada que me encontré en mi isla africana una noche en que Cyd Charisse se bañaba y yo la miraba embobado. Tomamos