La única violencia permitida es la mentira

Joaquin Ortega | Maqueta Sergio Berrocal Jr.

La violencia de cualquier tipo es parte del trabajo de un especialista de cine. Está claro que sin escenas violentas nuestro trabajo no tendría sentido alguno. En esas escenas cabe todo. Dependiendo del guión podemos ver muertes, asesinatos, accidentes, palizas, explosiones, etc. En la ficción todo vale para contar una historia y llegar a nuestro público. Ya he dicho en varias ocasiones que la violencia vende y mucho. El cine de acción no puede separarse de la violencia, y así seguirá siendo. Pues bien, en NOIDENTITY hemos diseñado una estrategía didáctica para llegar a los jóvenes con el cine de acción y concienciarlos sobre la violencia en todos los sentidos. Esta nueva acción se enmarca dentro del programa “Cultura: Valor de vida” del NIAFFS, y se llama “La única violencia permitida es la de mentira”. De esta forma queremos concienciar a los niños y adolescentes para acercarlos al cine de acción y a la vez utilizar este género para enseñarles que la única violencia que pueden presenciar y permitir es la de ficción que ven en las películas, series y videojuegos. Los padres deben actuar en este sentido y darse cuenta que la violencia que sus hijos ven a diario en los contenidos audiovisuales y de entretenimiento pueden ser un mal maestro para ellos si no se controla, y se les enseña que todo lo que ven en esas pantallas es mentira y que deben aprender que fuera de ellas no está permitida la violencia, sea del tipo que sea. ¿Cómo conseguir con violencia que las personas no sean violentas? La respuesta es sencilla. Concienciando a los más pequeños que la violencia que ven en la televisión y en sus ordenadores no es de verdad. Decirles que esa violencia no puede salir de esas pantallas bajo ningún concepto. Decirles que tienen que identificar cualquier acto violento y denunciarlo a sus profesores y familias. Decirles que la sangre, las muertes, los disparos, las peleas, etc que salen en la ficción es de mentira y que corresponde a guiones que reflejan lo que pasa en el mundo, y que tenemos que conseguir erradicar toda violencia de la faz de la tierra. Con nuestra actividad didáctica “La única violencia permitida es la de mentira”, realizamos en primer lugar una charla acerca del trabajo de los especialistas de cine para que los chicos entiendan por qué es necesario nuestro trabajo. Ahí les contamos que somos los profesionales que realizamos las escenas de riesgo en las películas, series y anuncios, y que dentro de esas escenas peligrosas también están las escenas que usan la violencia para contar partes de esas historias que ven a diario en casa o en el cine.

Una vez hecha la introducción, pasamos a realizar en directo una exhibición práctica y didáctica sobre los diferentes tipos de violencia que usamos en nuestro trabajo en cine y TV. Los contenidos que usamos acercan la violencia a los alumnos desde la violencia callejera, la violencia de género, la violencia juvenil, la violencia producida en los asesinatos, en los robos, en los atracos, etc. De esta manera los chicos que presencian en sus colegios esta acción en contra de cualquier violencia, ven como trabajamos los especialistas de cine cuando nos encargan estas secuencias. Ven como usamos armas de fuego, armas blancas, sangre, y ven como nos peleamos y hacemos creer que todo lo que hacemos parece de verdad, pero a la vez ven los trucos que tenemos los especialistas de cine para hacer creíble las escenas que realizamos en el set de rodaje.

Después de la exhibición pasamos a un turno de preguntas donde los alumnos y los profesores nos preguntan sobre curiosidades de nuestro oficio y sobre la acción que acaban de presenciar. Toda la actividad dura entre una hora y una hora y media, y está consiguiendo sus objetivos, ya que al finalizar la acción didáctica vemos por un lado las caras de los alumnos, y vemos que están sorprendidos por lo que han visto y a la vez reflexionando sobre la violencia que acaban de presenciar. Una violencia que nos podemos permitir solo los especialistas de cine, y por la cual no nos detienen, no nos metes presos, no nos juzgan, y sobre todo, no hacemos daño absolutamente a nadie, todo lo contrario, hacemos que el público disfrute de esa violencia.


Los chicos y chicas que nos han visto, se quedan con imágenes de la exhibición y se les ve que han disfrutado muchísimo. Han sido testigos de palizas, disparos, muertes, antorchas humanas, explosiones, y todo realizado bajo las máximas medidas de prevención y seguridad para nosotros y sobre todo para el público asistente. En todos los centros donde hemos actuado nos han dado la enhorabuena, ya que ven como sus alumnos han disfrutado a la vez que han reflexionado con nuestra actuación en directo. Nos dicen que es algo muy novedoso y nos agradecen que tratemos el tema de la violencia sin entrar en ideologías concretas y llevar el tema desde la neutralidad y con un enfoque muy personal, diferente y aséptico.Así que con estos resultados, podemos decir que cumplimos con los objetivos principales de nuestra acción, y seguiremos innovando desde NOIDENTITY para ayudar al mundo que nos rodea y que nos sigue, a ser un mundo mejor.Sin más me despido hasta el próximo mes. Os mando un saludo, y espero que les haya parecido interesante este artículo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?