El Rumbazo tambores sobre la Habana

Rafael Lam | Maqueta Sergio Berrocal Jr

El Rumbazo es un evento rumbero que ahora cumple dos años, lo creó la musicóloga Cary Diez, en unión al especialista cultural de los Estados Unidos Ned Sublette, siempre con el apoyo de Paradiso del MINTUR y el Instituto Cubano de la Música. “El Rimbazo –según Cary Diez- es un encuentro de rumberos de varias ciudades, en el que intercambian los estilos rumberos de ayer y de hoy. Comenzó el pasado año y, ya alcanza un nivel internacional, con una figura reconocida como Pedriro Martínez”.

En el Rumbazo participaron los colosos de la rumba: Muñequitos de Matanzas, que presentaron su reciente CD-DVD Los Muñequitos de Matanzas, Maferefún la Rumba. Con este grupo matancero ya estaba seguro el éxito, provienen de una tierra sagrada, habitada, desde hace siglos por negros africanos esclavos que reprodujeron tambores, ritmos y bailes. El especialista cultural Ned Sublette, dice que “Matanzas es una de las ciudades más africanas de América”. Los Muñequitos vinieron coronados por el premio Grammy Latino 2001, por veinte discos y muchas giras internacionales.

De La Habana no podía faltar Los Papines que están celebrando su aniversario 55, nacieron en el mismo año de la Beetlemanía británica. Se remontan a Papín y sus Rumberos de hace 60 años, nos hicieron recordar al Papín mayor (Ricardo Abreu), Alfredo, Jesús y Luis. Llegaron a visitar los mejores escenarios y festivales de 60 países, llegaron, del barrio de Los Pocitos, hasta el África ardiente.  Los nuevos integrantes, jun to a Jesús Abreu (único integrante inicial), Alexander Abreu, Luis Alberto Abreu, Lázaro Mengual Abreu, Ángel Abreu y Yuliet Abreu la llamada “La Papina”.

En el centro Habaneciendo nos encontramos con uno de los rumberos que más llena: Ronald y la Explosión Rumbera que ya cuenta con dos años de iniciados como grupo. Ronald fue integrante de Los Muñequitos de Matanzas, Yoruba Andabo y ahora tiene su propio proyecto que anima con su gran hit La gozadera. Una obra que, en tiempos modernos ha conquistado los más altos índices de popularidad. Ronald es una innovación en la rumba, tal parece como un Manolín estribillero de la rumba.

Yoruba Andabo nos regaló un abrazo entre la tradición y la modernidad, al decir de la musicóloga Brenda Besada. Yuruba Andabo, con sus 59 años de creado, expone la rumba yambú, Columbia y guaguancó con toda la autenticidad creativa. El grupo no anda en su mejor momento, después del fallecimiento de su capitán Yosvani del Pino.Clave y Guaguancó que tiene la mano de Odilio Urfé, Argeliers León y Eduardo Robreño, nos recuerda aquellas agrupaciones de coros de clave y rumba organizadas a finales del siglo XIX. El grupo que ahora dirige Amado Dedeu se remonta a los finales de la 2ª. Guerra Mundial, justo en el cementerio de Colón donde dedicen unirse para descargar entre tambores y rones.

Otro de los platos fuertes fue el grupo Osaín del Monte, el imperio de la salsa de La Tropical se transformó, el sábado, en una sala timbera con sonido guarapachangueado. Adonis Panter, director del moderno grupo, es músico de vasta experiencia, reconocido arreglista, percusionista, cantante y bailarín. Cuenta con la experiencia de haber trabajado como director musical del grupo Yoruba Andabo. Adonis está revolucionando la rumba, haciéndola más juvenil, moderna y amable. Una rumba que ya bailó Migg Jagger y otros rockeros mundiales.

Desde Camagüey llegó el grupo Rumbatá, uno de los más sostenidos grupos de la ciudad data del 2015. Se dice que existen en Camagüey seis combinaciones instrumentales. Rumbatá surge en 1996, según dijo Helio Orovio “su rumba se sitúa en el ámbito del guarapachangueo”. Cuentan con 13 músicos que hacen un trabajo muy artístico entre la santería cubana. El formato de la agrupación es compuesto por claves, catá y tres cajones. La segunda por claves, catá o cajita, cajón, tres tambores bata. Utilizan además ideófonos, claves, guatacas, campana, cajones diversos. En Camagüey este piquete rumbero está levantando el interés por la rumba.

 La rumba Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se encuentra en la cumbre, en Cuba se celebran varios eventos de gran pegada: La Fiesta del Tambor (Giraldo Piloto), Timbalaye (Ulises Mora) en la ruta de la rumba y El Rumbazo (Cary Diez y Ned Sublette) que promete intensificarse en un futuro. Aquella rumba brava, derivada de ritos de fertilidad y de ritos guerreros de origen africano, que apareció en Cuba a mediados del siglo XIX, en la zona del puerto de La Habana y en lo que hoy es el Paseo del Prado, donde estaban muchos bohíos de negros esclavos, sigue tocándose y bailándose en la Habana y en Matanzas, otro de los focos rumberos que se comparte su origen con la capital cubana.

El dolor de la esclavitud y del desarraigo deja paso a la euforia del encuentro de culturas, de la unión del ritmo contagioso de la música, un homenaje apasionado a los antepasados africanos, como escribiera la musicóloga francoamericana, Isabelle Leymarie..