El tema Venezuela calienta a América Latina y Cuba se prepara para lo peor

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

Los medios cubanos de alcance nacional, todos bajo control estatal, publicaron este jueves una profusión de pronunciamientos sobre la próxima Cumbre de las Américas y la exclusión de Venezuela, en lo que parece una forma de ir preparando a los isleños ante un eventual retorno a los años duros de la Guerra Fría, como azuza el presidente Donald Trump desde la Casa Blanca.

“Es insólito e increíble” que el llamado Grupo de Lima –lo integran entre otros los gobiernos de Canadá y México, aliados de los cubanos- utilice como pretexto para la exclusión de Venezuela una “supuesta ruptura inconstitucional del orden democrático”, dijo la cancillería en un comunicado que reprodujeron todos los medios.

“Cuba condena enérgicamente el pronunciamiento de ese grupo”, expresó el ministerio de Exteriores y reafirmó un planteamiento del presidente Raúl Castro para quien lo que ocurre en estos momentos en la región “solo beneficia los intereses de quienes se empeñan en dividirnos para ejercer su dominación sobre nuestros pueblos, sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables en esta región, como los que estamos presenciando en diferentes lugares del mundo”

La cancillería cubana agregó que esa decisión del Grupo de Lima, luego de una invitación formal al presidente Nicolás Maduro de su par peruano, Pedro Pablo Kuczynski, sigue al renacer de la Doctrina Monroe, “el más notorio instrumento del intervencionismo imperialista norteamericano en nuestra región”, complementado con un llamado al golpe militar en Venezuela. Maduro afirmó por su parte el jueves que irá a la Cumbre “contra viento y marea”.

La VIII de la Cumbre tendrá lugar en Lima el 13 y 14 de abril próximo, y en La Habana se considera que la exclusión de Caracas y la probable no invitación al presidente cubano “forma parte del desarrollo de un peligroso escenario regional” que resucitaría la confrontación en la región y hasta el peligro de una intervención militar bajo comando estadunidense.

Cuba fue excluida de la Organización de Estados Americanos (OEA) en los años 60 del siglo pasado por presiones de EU y debió esperar medio siglo para reinsertarse institucionalmente a su entorno latinoamericano, sin aceptar posteriores invitaciones del organismo interamericano para retornar a su seno.

El diario Granma, portavoz del Partido Comunista (único), reprodujo en tanto un comentario en el que se relaciona el calentamiento del tema venezolano con “declaraciones ofensivas” contra la isla del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien dijo en Miami, sur de EU, que Raúl Castro no debería ser invitado a la Cumbre ni se podría aceptar el resultado de las elecciones generales de marzo próximo en el país caribeño.

Los cubanos elegirán ese mes a los 600 diputados a la Asamblea Nacional, que en abril elegirán de entre ellos al presidente de la república en sustitución de Castro, quien se mantendrá al frente del Partido Comunista, teóricamente hasta 2021. El mandatario cubano fue invitado a la anterior Cumbre de las Américas en Panamá.

Desde la llegada al poder de presidente Donald Trump, las relaciones entre La Habana y Washington han pasado a la confrontación casi diaria, luego de una etapa de diálogo y acercamiento emprendida por el anterior mandatario Barack Obama.

Autor entrada: onmagazzine