Cuba aparta la moderación y arremete contra el nuevo reality show de Trump

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

Imposible saber hasta cuándo habrá que soportar esa pesadilla que está llevando al planeta de escándalo en escándalo como si no sobraran guerras y hambrunas, pero de momento ya se registra una primera reacción global ante la incontinencia racista e imperial de Donald Trump. Ojalá lleguen muchas más.Hasta Cuba, que había optado por la moderación en referencia al presidente de Estados Unidos –quizá para no hacerle el juego-, dejó a un lado el tacto diplomático y calificó de “racista, denigrante y grosero” el último desparpajo del mandatario, para quien El Salvador, Haití y varios países africanos son simplemente “agujeros de mierda”.“Cuba condena enérgicamente” esas declaraciones en el transcurso de una negociación sobre el programa migratorio conocido como DACA, que tuvo lugar en la Casa Blanca el jueves, dijo la cancillería cubana la noche del viernes.

Esos pronunciamientos llenos “de odio y de desprecio, producen indignación en el pueblo cubano, orgulloso del aporte que a lo largo de su historia han hecho naciones y sus descendientes de diversas latitudes, particularmente africanos y haitianos, desde el momento mismo que se forjó nuestra nacionalidad”, puntualizó la cancillería nacional.

De esa forma la mayor isla del Caribe, que ha vuelto a estar para mal en la mira de Washington, se sumó a un centenar de países e instituciones internacionales que en las últimas horas han exigido a Trump que se retracte y se disculpe

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí y no de, por ejemplo, Noruega?”, preguntó Trump a un grupo de congresistas republicanos y demócrata reunidos con él en la Casa Blanca.

En Naciones Unidas, los embajadores de 54 países africanos se reunieron de inmediato para condenar los “inaceptables pronunciamientos”, al tiempo que los gobiernos de El Salvador y Haití los rechazaron por “racistas y abyectos”.

Si se confirman lo de Trump, son comentarios “escandalosos y vergonzosos”. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es ‘racista’”, dijo en Ginebra el portavoz del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, en tanto el vocero del secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a respetar “la dignidad” de los refugiados y migrantes.

Trump tuiteó ayer un complicado desmentido en un intento por calmar la indignación tanto dentro de EU como a nivel mundial.

En un primer mensaje, admitió que en la reunión en la Casa Blanca se dijeron cosas “duras”, pero aseguró que “ese no fue el lenguaje utilizado”. Una hora más tarde volvió al tema en Twitter para asegurar que nunca dijo “alguna cosa despectiva sobre los haitianos, más allá de decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con muchos problemas”.

Pero poco después, el senador demócrata Dick Durbin, quien participó de la reunión, dijo que Trump sí usó la expresión “países de mierda” y además lo hizo reiteradamente, mientras que los republicanos que estuvieron presentes en la cita – entre ellos el senador Marco Rubio, artífice del endurecimiento de la política de Washington hacia La Habana- afirmaron “no recordar nada”.

Imposible saber hasta cuándo los estadounidenses soportarán vivir de escándalo en escándalo –dicen que algunos están acostumbrados y hasta los disfrutan- pero ¿se pretenderá que ese estilo de malvivir y mal gobernar tengamos que aceptarlo los demás?. ¿Será esa la democracia moderna Made in USA que nos quieren vender ahora?. ¡Por Dios, hasta cuándo hay que cargar con la pesadilla!.

Autor entrada: onmagazzine