Cubanos se levantan tras desastre ocasionado por Irma

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

Con la vista puesta en otra depresión tropical que avanza hacia las Antillas Menores desde el mar Atlántico, más de 20 mil cubanos, entre ellos el ministro de Defensa, general de tres estrellas Leopoldo Cintras Frías, se volcaron hoy a sanear los municipios más complicados de La Habana a causa de los desastres causados por el fatídico huracán Irma. Newsonmagazzine constató que son muchas las vías principales aun obstruidas por el derribo de viviendas -157 derrumbes totales, 986 parciales y cuatro mil 288 afectadas- , tendido eléctrico y arboles, al tiempo que de los tres túneles que conectan a la capital con el este y el oeste, dos se encuentran aun inundados por agua de mar. Le entraron 74 mil metros cúbicos.

En las provincias del centro y el oeste, por donde Irma irrumpió hace casi una semana con vientos de hasta 250 kilómetros por hora, la situación es más complicada. En Matanzas, puerta de entrada al balneario internacional de Varadero,  el servicio eléctrico solo alcanza al 62,39% de la población.

El huracán desconectó, por primera vez en la historia, todo al sistema electro-energético nacional cuando comenzó a golpear a la isla y desbarató la principal termoeléctrica del país –situada en Matanzas-, al tiempo que derribó casi completamente las líneas de conducción.

Entonces, 11 millones de cubanos vivieron un apagón generalizado, incluso en la provincia de Pinar del Rió, extremo occidental, la única que no fue afectada por la lluvia y el viento.

Ese servicio ha sido restaurado en más de 96% en las provincias occidentales de La Habana, Artemisa y Mayabeque. En las regiones orientales de Sancti Spíritus está el 77, 20% y en Ciego de Ávila a 52,53%.

El gobierno cubano todavía no ha concluido el balance total de pérdidas, que se estiman son millonarias,  y solo se han reportado 10 muertos, pero esa cifra pudiera ser superior por los derrumbes registrados, sobre todo en La Habana, donde muchas personas se negaron a ser evacuadas por la Defensa Civil.

El alto número de muertos en la capital –siete de los 10 reportados-  ha disparado aquí un fuerte debate sobre la obligatoriedad o no de las evacuaciones ante amenaza de desastres naturales, primando el criterio de que ésta debería ser obligatoria.

En localidades costeras como Cojimar,  brigadas de salvamento, en medio de los embates del huracán,  tuvieron que secar de sus casas a familias completas, confiadas en que “el mar nunca había llegada hasta esta zona”, según reconocieron después del horror vivido.

Con toda su furia,  lanzando toneladas de rocas y  arrasando con cuanto se puso a su alcance, el mar penetró en la ciudad por diversos puntos, en algunos de ellos hasta casi un kilómetro de profundidad.

El gobierno ha habilitado centro de expendio de alimentos ligeros a precios subsidiados para paliar las penurias de muchas familias. Los mercados estatales de viandas y hortalizas –no los privados- están vendiendo a precio de costo, con abastecimientos “garantizados para una semana”, según se afirma.

No obstante, es de esperar una baja en la comercialización de estos alimentos cuando se agote lo que se pudo acopiar antes del paso del huracán.

En este contexto dramático, la prensa oficial anunció lo siguiente: “Después del paso del huracán Irma han sobrado las muestras de apoyo y solidaridad hacia el pueblo y gobierno de Cuba. Debido a las múltiples solicitudes de amigos de todo el orbe, el Banco Financiero Internacional ha habilitado una cuenta para que aquellos que desean apoyar el proceso de recuperación de la Isla puedan hacerlo. Cuenta bancaria habilitada en el Banco Financiero Internacional (BFI) para recibir donaciones financieras tras paso del huracán Irma. (calle 18 entre 1a y 3a, Playa). Titulo: huracan-donaciones, No. 0300000004978829. Interesados deben contactar a Embajadas de Cuba en el exterior o al Ministerio de Comercio Exterior (MINCEX)”.

Autor entrada: onmagazzine