Irma golpea a Cuba y Bahamas, y sigue rumbo a EU

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

El huracán Irma, que redujo en las últimas horas la fuerza de sus vientos a 255 kilómetros por hora, aunque sigue siendo un descomunal ciclón, continuó su avance hoy por el mar entre la costa norte de Cuba y la parte sur del archipiélago de las Bahamas., sembrando destrucción en ambos países.La Defensa Civil (DC) cubana advirtió que como el área de influencia de este descomunal fenómeno tropical es de aproximadamente 370 kilómetros, los estragos de Irma abarcarán a casi todo el territorio cubano hasta el domingo.

Los meteorólogos esperan que mañana sábado el huracán comience a variar su rumbo más al norte-noroeste, poniendo proa hacia el Estado de Florida, sur de Estados Unidos, y que ese sea el momento más peligroso para los cubanos.

El giro se registraría a la altura de la región central de la mayor isla del Caribe, donde ya han sido evacuados a lugares seguros miles de personas, incluidos cientos de turistas extranjeros. Las líneas aéreas han cancelado sus vuelos hacia y desde Cuba. También fueron suspendidos los servicios de ferrocarril y transporte por carretera.

Desde la noche del jueves, la región nororiental cubana está siendo afectada por fuertes aguaceros, trenes de olas de hasta cinco metros y vientos de menor intensidad a los que se registran en el centro del huracán.

Hasta el momento no se han reportado pérdidas de vidas humanas y se desconoce la cuantía de los daños materiales ocasionados por los primeros embates del huracán.

En La Habana se pronostica para este fin de semana “fuertes penetraciones del mar en el litoral capitalino, que podrían avanzar hasta 500 metros tierra adentro”.

En su paso por el CaribeIrma dejó dos muertos en Puerto Rico, cuatro en las Islas Vírgenes estadunidenses, uno en Barbuda y otros cinco en la isla de San Martín: cuatro del lado francés y una del holandés.

Estados Unidos aceleró por su parte la evacuación de un millón de personas en las zonas costeras de Florida y Georgia para intentar reducir al máximo las consecuencias.

“Será realmente devastador”, anticipó el jueves el director de la Agencia estadunidense de Gestión de Emergencias, Brock Long. “Todo el sureste de Estados Unidos debe protegerse”.

En tanto, en Cuba las autoridades están llamando constantemente a la ciudadanía a mantener la calma y cumplir con las medidas de evacuación. Según se ha podido constatar  no se registran en la isla episodios de caos social, aunque la preocupación de los cubanos por lo que pueda ocurrir es palpable.

Las celebraciones públicas hoy por el día de Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de los isleños, han sido suspendidas, mientras católicos, cristianos y creyentes de las religiones afrocubanas rezan a sus dioses para que aplaque la furia del huracán

Además del poderoso huracán Irma,  ahora de categoría 4 – se pronostica que en 72 horas puede subir su intensidad por el calor que registran los mares al norte de Cuba-,  los huracanes José, de categoría 3 y Katia, en el Golfo de México con vientos de categoría 2, dan forma a un escenario mortal en la cuenca del Atlántico.

 

Autor entrada: onmagazzine