Poderoso huracán Irma golpeó a Barbuda y puso a correr a los cubanos

Manuel Juan Somoza | Sergio Berrocal Jr
La Habana

A toda máquina, los cubanos se preparan para el impacto del huracán Irma, el más poderoso de los últimos 10 años, que con vientos superiores a los 296 kilómetros por hora (KMH) golpeó hoy a las islas Antigua y Barbuda y en la noche del viernes próximo lo hará en la parte oriental de Cuba. El centro del huracán pasó sobre Antigua y Barbuda al despuntar la madrugada del miércoles. Los fuertes aguaceros y la intensidad de los vientos dejaron a esas islas sin los servicios de electricidad, agua corriente y telefonía, mientras los vecinos trataban de protegerse en sus casas o en los refugios, según informes procedentes de ese país, donde aun es imposible hacer un conteo preliminar de daños. De acuerdo con su trayectoria, Irma se dirigirá este miércoles hacia la parte norte de las islas Vírgenes y Puerto Rico.En Cuba, en tanto, el Instituto de Meteorología consideró la necesidad de evacuar hacía lugares seguros a más de dos millones de personas porque, dijo, “a pesar de que en apariencias el país estará distantes del impacto principal, todos los modelos ubican los vórtices de este poderoso huracán dentro de la isla”,.

Se espera que el viernes el ciclón se mueva entre la costa norte cubana y el archipiélago de Bahamas en dirección al estado de la Florida, Estados Unidos, donde comenzó la evacuación de cientos de miles de personas. Este es el primer ciclón que alcanza la máxima categoría 5 de la escala Saffir-Simpson desde que en 2007 lo hicieran Dean y Félix. El radio de destrucción de los vientos huracanados de Irma (iguales o superiores a los 119 KMH) alcanza los 95 kilómetros del centro hacia la periferia, informó la doctora Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos cubano.

Lanes apuntó además que “la presencia de un sistema de altas presiones muy bien estructurado en los diferentes niveles de la atmósfera situado al norte de este fortísimo organismo ciclónico tropical, han impedido que gane claramente en latitud”, por lo cual es improbable que cambie su trayectoria hacia mar abierto en el Atlántico.Hace cinco años, un huracán de menor intensidad golpeó el oriente de la isla y dejó tambaleante a Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia del país, y en 2016 Matthew destruyó virtualmente a Baracoa, la Ciudad Primada de Cuba, también en el extremo este del país.

En la mañana del miércoles se formó además una nueva tormenta tropical en el Golfo de México, cerca de la costa mexicana. Los vientos sostenidos de Katia rondaban los 65 KMH y se espera que gane fuerza en los dos próximos días. Una tercera tormenta tropical, José, más al este en el Atlántico, parecía encaminada a convertirse asimismo en huracán el miércoles por la noche, según el Instituto de Meteorología de Cuba. El avance de Irma sorprende a los cubanos en momentos en que transcurre la primera fase de las elecciones generales, con las que se pondría fin al mandato presidencial de Raúl Castro, y el país registra una complicada realidad económica y financiera.

Autor entrada: onmagazzine