Cubanos de vacaciones y compras por medio mundo

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

El balneario de Cancún y el Distrito Federal, en México, así como Madrid, Barcelona y Roma son los destinos preferidos para vacacionar e irse de compras de algunos cubanos, sin dinero ni posibilidades hasta que en 2013 el presidente Raúl Castro aprobó una nueva ley migratoria que abrió las puertas de la isla y después autorizó el desarrollo de mini empresas privadas y cooperativas.

Este fenómeno social,  “surrealista” en el decir de algún observador distante del país, habitual en cualquier otro paraje del planeta e impensable aquí entre los años 60 y 90 del siglo pasado, cuando la economía nacional estaba estatizada y los cubanos solo viajaban en misiones oficiales o emigraban por cualquier vía, representa una de las nuevas caras de la nación. Una arista que se palpa, aunque se difunda poco.

 “El pasaje a Cancún me salió en (el equivalente) 190 usd y sumándole el hospedaje todo me salió casi más barato que ir a Varadero”, el principal balneario cubano, dijo José Arencibia, 43 años, ingeniero en telecomunicaciones, quien dejó su plaza en un consorcio estatal y se lanzó al incipiente negocio inmobiliario.

Arencibia convirtió el garaje de sus suegros en dos apartamentos para alquilar a turistas y con ese negocio, en alza por el aumento de visitantes (ahora está en suspenso el otorgamiento de nuevas licencias a la espera de que el gobierno aplique más  regulaciones) financió su viaje y por primera vez conoció otro modo de vida.

Su esposa, también ingeniera, es agente independiente de venta del monopolio estatal de comunicaciones ETCSA, otra modalidad de trabajo por cuenta propia. La suegra es artesana y el suegro, médico eminente, es quien menos ingresa mensualmente en la familia.

“Este verano España se ha convertido en destino turístico internacional de los cubanos que gozan de mayor poder adquisitivo. El paquete cuesta unos dos mil 500 euros e incluye la visa Schengen para poder entrar a Europa, el pasaje aéreo, 4 días en Madrid y 2 en Barcelona (…)  y el 99% regresó a la isla”, dijeron en tanto turoperadores cubanos.

El grupo estatal Havanatur, por su parte,  inauguró en el verano de 2014 esta modalidad de viajes con Italia como destino para los cubanos residentes en la isla,  que recorrieron en grupo ciudades y lugares emblemáticos del país europeo.

Ernesto Soberón , director de Asuntos Consulares de la cancillería, informó que entre 2013 y 2016 más de 670 mil  cubanos viajaron al exterior y el 78 por ciento lo hizo por primera vez. Agregó que de esa cifra “solo un nueve por ciento emigró, o sea, no regresó al país dentro del período de los 24 meses” establecidos en la nueva Ley Migratoria del 14 de enero de 2013.

Pero no solo viajan como turistas estos isleños, también se las agencian para importar desde los destinos más próximos y baratos lo permitido por las leyes aduanales –desde acondicionadores de aire y televisores de pantalla plana, hasta sostenes, cocinas eléctricas, laptop y materiales de construcción-,  productos  carentes o muy caros en el mercado interno, que después revenden. En la mayoría de los casos cubren el viaje y les queda ganancias.

En paralelo, el turismo local también ha crecido de forma meteórica. Casi un millón de cubanos se hospedaron en 2016 en hoteles modalidad “todo incluido” de entre cuatro y cinco estrellas, práctica que estuvo prohibida durante varios años, antes del inicio de las reformas económicas. Los vacacionistas isleños representan ahora el segundo emisor de turistas, después de los canadienses, que aportaron ese año 1.2 millones de visitantes. Los más pudiente, incluso, escogen a algún hotel de la cadena Meliá para sus nupcias.

Se calcula en más de un millón, los cubanos vinculados a los sectores privado y cooperativo, en los que se registran los mayores ingresos en este  país. El Estado en tanto se ha dado a la tarea de “impedir la acumulación de riquezas”. La esfera privada comprende básicamente el ámbito de los servicios, en tanto las cooperativas abarcan además el área productiva, con destaque en la creación de alimentos y materiales de construcción , entre otros rubros.

 

Autor entrada: onmagazzine