EU anunciará nuevas restricciones a Cuba y anticastristas piden a Trump “más mano dura”.

 

Manuel Juan Somoza | Maqueta Sergio Berrocal Jr

La Habana

Medios oficiales informaron esta semana que el 15 de septiembre próximo Washington dará a conocer “nuevas regulaciones” para restringir el comercio y los viajes de estadounidenses a Cuba, en tanto anticastristas pidieron al  presidente Donald Trump “mano más dura” con La Habana, dos hechos que bien pudieran graficar parte del día a día en el país caribeño. El anuncio sobre las regulaciones fue hecho por  la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y reproducido por el Consejo Económico y Comercial EU-Cuba con sede en Nueva York,  puntualizaron en sus portadas los diarios Granma y Juventud Rebelde.

“Junto al informe  -detallaron- existe un contador para medir el tiempo hasta la mencionada fecha, que marca 90 días después del pasado 16 de junio” cuando Trump anunció un cambio de política para con  La Habana y firmó el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento  de la Política de EU hacia Cuba.

Según la OFAC, las nuevas restricciones prohibirán las transacciones económicas, comerciales y financieras entre compañías estadounidenses y empresas cubanas que Washington considere vinculadas a las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia y seguridad de Cuba.

El anuncio se hizo en momentos en que parlamentarios cubanos debatían la tensa situación de la economía nacional. En el primer semestre “se ha podido detener el deterioro de la economía (…) aunque el esfuerzo a realizar en el segundo semestre resulta enorme”, dijo el titular del ramo, Ricardo Cabrisas. Cuba cerró 2016 con un decrecimiento de 0.9 por ciento y la esperanza de elevar en dos por ciento su Producto Interno Bruto (PIB) este año.

En paralelo,  voceros de la oposición interna –considerados también disidentes o contrarrevolucionarios, según de dónde venga el calificativo- pidieron a Trump “mano más dura contra Cuba y le dieron carta blanca para que utilice cualquier medida de presión que estime conveniente” además de embargo-bloqueo que mantiene desde hace cincuentitantos años, comentó el analista uruguayo Fernando Ravsberg, ex corresponsal de la BBC, quien encabeza en La Habana una página web dedicada al acontecer nacional.

Ravsberg , cuyas valoraciones son cuestionadas tanto por los sector duros del oficialismo como por los contrarios al gobierno, identificó entre los solicitantes de otra vuelta a la tuerca a Berta Soler, del grupo Damas de Blanco, y a su esposo, Ángel Moya; a Guillermo Fariñas –quizá el humano que más huelgas de hambre con fines políticos ha realizado en el presente siglo, siempre atendido y mantenido con vida en un hospital público del centro del país- ; José Daniel Ferrer , quien actúa en el oriente cubano ; Antonio Rodiles, de 44 años -encabeza un grupo denominado “Estado de Sats-  ; y Rosa María Payá, 28 años,  hija del extinto opositor Oswaldo Payá, con residencia formal en La Habana, pero en constantes viajes con finalidades políticas por buena parte del mundo, desde su sede permanente en EU..

Rodiles y Rosa María, el rosto joven del anticastrismo,  figuraron entre los “más prominentes invitados por el presidente Trump” al acto en Miami el 16 de junio, dijo Ravsberg. Estos isleños “tampoco están conformes” con el relanzamiento de relaciones entre Cuba y la Unión Europea, apuntó.

Esta concatenación de acontecimientos es apenas un suspiro en el palpitar del país, cada vez con menos espacio en los grandes medios internacionales desde la muerte de Fidel Castro a finales del año anterior, que sin embargo sigue siendo su géneris en Occidente, aunque pocos se atrevan a vaticinar con precisión cuál será su futuro. Si el que quiere marcar Trump endureciendo el juego, si el que aspiran los anticatristas de hoy, confiados como los de ayer en que Washington les terminará el trabajo, o si el que sueñan aquellos que a contracorriente siguen apostando por una sociedad distinta en medio de fuertes contradicciones nuevas, que a veces ni ellos mismo son capaces de interpretar.

 

 

Autor entrada: onmagazzine